Aplicación de la vacuna rusa será voluntaria: Ssa

No hay confirmación de ningún laboratorio de someter a prueba sus biológicos, dice

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, aseguró que la aplicación de pruebas de la vacuna contra COVID-19 en México, como la rusa Sputnik V, será de forma voluntaria, sin la intervención del gobierno mexicano.

Cuestionado sobre la forma como aplicarán las vacunas contra COVID en los voluntarios mexicanos, el funcionario de la Secretaría de Salud (SSA) detalló que, hasta el momento, no hay confirmación de ningún laboratorio ruso o de cualquier otro país de someter a prueba sus vacunas en nuestro país.

En la conferencia en Palacio Nacional, precisó que el gobierno de Rusia está en conversaciones y potenciales acuerdos con una empresa mexicana, a fin de traer al país la vacuna Sputnik V, pero en esto no participa el gobierno de México.

“Concretamente en el caso de la vacuna rusa, a lo largo de la semana que recién terminó, se habló de que México recibiría 32 millones de vacunas rusas, y esto es una versión distorsionada de lo que realmente hasta el momento ha ocurrido, que es que el gobierno ruso está en conversaciones y potenciales acuerdos que aún no son públicos con una empresa mexicana que se dedica a los temas de insumos para la salud, punto”, dijo.

 

Y añadió:

“No hay acuerdo alguno del gobierno de México con el gobierno ruso para que se transfieran o se compren vacunas que aún no han sido sujetas a una evaluación en México. Entonces, esto es para aclarar algunas de las cosas que se dijeron la semana pasada”.

En el caso de las pruebas, enfatizó que, en caso de suceder, será una convocatoria a las personas que quieran participar en la prueba de forma voluntaria y no dependerá del gobierno ni de las instituciones nacionales.

Señaló que, en todo caso, cada laboratorio abrirá sus convocatorias a las que acudirán personas que decidan participar en la prueba de vacunas para combatir el COVID-19, bajo sometimiento consensuado, en la fase de prueba.

Indicó que en esas pruebas no deberán participar menores de edad y personas vulnerables, por índole de salud, sociales o culturales.

Citó como ejemplo a personas privadas de la libertad o que son parte de minorías étnicas o sociales.

“Que mexicanas o mexicanos participen en ensayos clínicos atiende a la lógica, a las reglas, a la reglamentación de y a los estándares éticos de la realización de investigación clínica en sujetos humanos. Esto lo hemos comentado también varias veces”, añadió.

 

Y finalizó:

“Este proceso de investigación clínica, insisto, participan sujetos humanos, en todos los casos es voluntario, eso no depende de gobiernos, ni de los grupos de investigación ni de instituciones. Se abren convocatorias para las personas que pudieran tener el deseo de participar en la investigación y sujeto a consentimiento firmado y después de información exhaustiva, las personas voluntariamente podrían participar”.