Apoya banca a usuarios ante crisis por COVID-19

Habrá diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por cuatro meses

Ante la inacción del Gobierno federal para ayudar al sector empresarial, en general y de todos tamaños, para enfrentar la situación económica que está generando la pandemia por el coronavirus COVID-19, instituciones financieras aglutinadas en la Asociación de Bancos de México (ABM), ya empiezan a dar a conocer las medidas con las que ayudarán a sus clientes.

El sector servicios y el industrial han insistido al Ejecutivo federal la necesidad de que se apliquen medidas que ayuden, y no que rescaten, a los empresarios a paliar la situación económica que ya se empieza a agudizar ante las medidas para prevenir la propagación del COVID-19, como cierre temporal de empresas, trabajo desde casa, o el dejar de ir a trabajar –situación que repercutirá en el salario de los trabajadores-.

Por ello, la Asociación de Bancos de México (ABM) dio a conocer a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), siendo el organismo regulador, las medidas que se podrían aplicar a los cuentahabientes.

Ello, tanto de créditos para construcción de vivienda, individuales con garantía hipotecaria, revolventes y no revolventes, automotriz, personales, de nómina, tarjetas de crédito y microcrédito, de créditos comerciales para personas morales, físicas con actividad empresarial.

Así, se habla de diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por cuatro meses y con posibilidad de extenderlo dos meses más; los cargos se podrán congelar sin cargo de intereses.

De igual forma, se señala la posibilidad de modificación a los contratos de crédito que implique un cambio en el perfil de riesgo del acreditado o de la operación y que no implique diferimiento de ningún tipo.

Mientras que tratándose de créditos agropecuarios, los bancos se adhieren en el ámbito de su competencia al “Programa Permanente de Apoyo a las Zonas Afectadas por Desastres Naturales” del FIRA que contempla prórrogas, recalendarizaciones, reestructuraciones, entre otras medidas.

De esta forma, ayer, tanto Grupo Financiero Banorte como HSBC anunciaron diversas medidas para ayudar a sus clientes.

Banorte informó que diferirá cuatro meses los pagos de tarjeta de crédito, crédito automotriz, crédito de nómina, crédito hipotecario, crédito a PyMEs y crédito personal a aquellos clientes que así lo soliciten, al haberse visto afectados directa o indirectamente por el COVID-19.

Para acceder a estos beneficios, los clientes deberán adherirse al programa entre el 25 de marzo y el 30 de abril. La adhesión puede hacerse en la página web del banco https://www.banorte.com/nosponemosentulugar o por vía telefónica al 81-8156-9691 en el Centro de Contacto.

Marcos Ramírez Miguel, director general de Grupo Financiero Banorte, comentó que “somos los de casa, y enfrentamos los mismos retos que toda la sociedad. Hoy el COVID-19 representa un gran desafío para todos; hoy que nos necesitan estamos unidos, aunque no podamos estar juntos”.

Cabe señalar que el esquema considera diferentes apoyos para cada tipo de producto; para las tarjetas de crédito se dará un diferimiento de pagos; no se requerirá pago mínimo hasta por cuatro meses, sin que esto afecte en Buró de Crédito o gastos de cobranza.

Se dará hasta seis meses sin intereses en compras mayores a 500.00 pesos durante marzo y abril en hospitales, servicios de salud y farmacias.

En crédito automotriz, de nómina y Personal, habrá una suspensión del pago por cuatro meses, ampliando el plazo siete meses más sobre el plazo original.

Por lo que toca al crédito hipotecario, la suspensión del pago será por cuatro meses; ampliando el plazo de su crédito hipotecario original por cuatro meses.

En cuanto al crédito a pequeñas y medianas empresas, el diferimiento del pago de intereses será hasta por cuatro meses para créditos cuenta corriente, y de capital e intereses para créditos simples.

Para solicitar cualquier apoyo, los clientes deberán estar al corriente de sus pagos al 20 de marzo.

Los beneficios de “diferimiento de pago” pueden solicitarse por internet o llamando al Centro de Contacto, y para diferir compras a “Meses sin Intereses” puede hacerse desde el celular, a través de la aplicación Banorte Móvil.

Como parte de sus esfuerzos para cuidar a sus clientes, Banorte recordó que mantiene la operación a través de todos sus canales de atención con medidas especiales para la mitigación de los riesgos.

La banca por internet y la app Banorte Móvil operan todos los días, las 24 horas; las redes de cajeros automáticos y corresponsales están habilitadas al 100% en todo el país, y sus sucursales y centro de contacto están abiertos con el personal mínimo requerido.

De su parte, HSBC México informó que sus clientes de créditos de tarjeta, personales, nómina, hipotecarios, automotrices y Pymes que enfrenten problemas en su capacidad de pago por la contingencia, podrán diferir sus pagos hasta seis meses.

Las opciones a las que podrán recurrir sus cuentahabientes son posponer sus pagos mensuales de capital e intereses hasta por seis meses; reducir el monto de su pago mensual, incluyendo la posibilidad de ampliar el plazo establecido inicialmente; y acceder a un descuento en su saldo por pago anticipado.

No obstante, observó que es indispensable para acceder a estas medidas de apoyo, que los clientes hagan contacto con el banco, conozcan las restricciones aplicables y elijan su mejor alternativa.

Las medidas tienen vigencia desde este martes 24 de marzo y hasta el 15 de mayo, y los clientes pueden hablar para obtener más información al teléfono 5557218570.

Otras medidas aplicables para clientes de tarjeta de crédito son que podrán acceder a tres meses sin intereses en automático y sin restricción en compras, con todas las tarjetas de crédito de HSBC México.

Hacer pagos con puntos o cashback; además que se elimina la comisión por disposición a los clientes que tienen habilitado el beneficio de retiro de efectivo de su tarjeta de crédito.

Mientras que todos los clientes de tarjetas de débito de HSBC México podrán disponer hasta de nueve mil 500 pesos en efectivo de sus cuentas.

Ambas instituciones hicieron públicas estas medidas vía mensajes en Twitter; se espera que en el transcurso de los siguientes días, varios de los bancos grandes den a conocer sus propias medidas para ayudar a sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *