Aprueba Senado, ahora sí, la Reforma Educativa,; pasa a congresos locales para ratificación

Sin los votos del PAN, el Senado de la República aprobó, en lo general y en lo particular, la Reforma Educativa, que fue enviada a los 32 congresos estatales para su ratificación.

Con 97 votos a favor, 22 en contra y 1 abstenciones el pleno senatorial avaló la reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador, que modifica los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución para “blindar” las plazas docentes del control de cualquier sindicato.

Durante la discusión, la Cámara alta se allanó a los 5 cambios consensuados y aprobados por la Cámara de Diputados, como la admisión y promoción de docentes se regirán por la Ley Reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, prevaleciendo siempre la rectoría del Estado.

En la discusión en lo general solo posicionaron en contra senadores del PAN, fue entonces cuando la panista Minerva Hernández criticó que de nueva cuenta las plazas magisteriales que serán asignadas por “amiguismo” o “compadrazgo”.

La negociación política y los intereses cupulares y clientelares determinaron la reforma educativa y el futuro de la educación en México, aseveró.

“Las condiciones políticas en que fueron llevados a cabo los esfuerzos, no permitieron que este Congreso entregue a México una reforma educativa pensada hacia el futuro, que se reafirme la responsabilidad del Estado en el servicio público de la educación y sobre el proceso formativo que implica”, enfatizó.

Antes el presidente de la Comisión de Educación, Rubén Rocha, de Morena, destacó el hecho de que el presidente Andrés Manuel López Obrador con esta reforma no sólo cumple un compromiso de campaña hecho con el magisterio del país.

Celebró que López Obrador haya optado, en su iniciativa, por un acto de Estado y no inclinarse sólo por la necesidad de responder a un compromiso político con los maestros.

Agregó que el Ejecutivo federal incorporó en esta iniciativa que ha mandado al Congreso, “una gruesa vena de contenido pedagógico, conceptual y filosófico para la educación”.

La senadora del PRI, Beatriz Paredes, también aplaudió esta nueva alianza que el gobierno federal hará con el magisterio nacional y confió que no abdicará en su responsabilidad de regir la educación.

“Es una alianza renovada con el magisterio nacional, no queremos que nos defrauden, no queremos que se nieguen a los procesos de selección, no queremos que el Estado abdique de su responsabilidad de regir la educación”, dijo.

Tras la declaratoria de aprobación de la Reforma Educativa, senadores Morena subieron a tribuna para vitorear y desplegaron una manta, con la leyenda: “En la 4T los senadores de Morena estamos con los maestros de México. ¡Compromiso Cumplido!”.

En contraparte, la senadora del PAN, Cecilia Márquez, mostró una pancarta con la fotografía de la ex lídereza del magisterio, Elba Esther Gordillo, y los demás panistas aplaudieron.

La actitud mostrada por senadores de Morena fue criticada por el coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, quien consideró que con esas actitudes tratan de engañar a la gente, porque fue con el apoyo de su partido, PRI y PRD como lograron la mayoría calificada.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, agradeció a la oposición que apoyaron la Reforma Educativa: a Movimiento Ciudadano, PRI, PRD, PT, PVEM, y PES, además, expresó su respeto por la bancada panista que decidió votar en contra de la minuta.