Asegura Cámara de Diputados que no prohibirá cafeteras y hornos a sus empleados

La secretaria general de la Cámara de Diputados, Graciela Báez Ricárdez, rechazó que en las instalaciones de San Lázaro se vaya a prohibir el uso de aparatos como cafeteras u hornos de microondas que utilizan los trabajadores para conservar y preparar sus alimentos.

Luego de que se dio a conocer una circular que incluía medidas de austeridad que implicaban eliminar este tipo de aparatos, la funcionaria aseguró que lo que se está haciendo en la Cámara de Diputados, es una revisión de equipos electrodomésticos que utilizan los trabajadores, a fin de establecer cuáles de ellos constituyen un riesgo para la seguridad del recinto y de quienes ahí laboran.

“Ante las versiones de que se prohibirá el uso de este tipo de aparatos, la secretaria general dijo que las medidas que se están tomando en dicha revisión tienen como finalidad garantizar la seguridad y evitar el riesgo de accidentes ocasionados por equipos en malas condiciones”, señaló en un comunicado.

Explicó que, con apego a directrices de protección civil, se realizará en los próximos días una revisión de todos los equipos, con el fin de evitar siniestros derivados de sobre carga de energía eléctrica.

La mayor parte de los equipos como cafeteras, hornos, entre otros son, los propios trabajadores, a quienes se les han dado las facilidades para su uso y en apoyo a su economía laboral.

Añadió que se puso en marcha un plan de ahorro de energía eléctrica que no afecta la seguridad del personal, ni los trabajos de área alguna y que tiene como objetivo ahorrar 38 millones de pesos en consumo eléctrico.

El plan de ahorro de energía eléctrica tiene previsto que se reduzcan los tiempos y la cantidad de luces encendidas, en aquellos espacios de la Cámara donde antes permanecían prendidas las 24 horas de manera innecesaria.

Detalló que son cinco áreas en las que se aplican estas medidas: la explanada principal; el Salón de Protocolo del edificio C; el Salón de Pleno; Salón Legisladores de la República y el Lobby del edificio A.

Por ejemplo, dijo, en el Salón de Protocolo del C, Salón Legisladores de la República y el pleno se tenía la costumbre, en anteriores legislaturas, de mantener todas las luces encendidas las 24 horas, lo cual ocasionaba un gasto de energía eléctrica muy alto. En estas áreas se apagarán las luces cuando no se estén ocupando para tareas legislativas.

En tanto que en el Lobby del edificio A, de 30 luces que permanecían encendidas, se reducirán a diez las luminarias cuando no haya actividades en ese espacioMientras que en la explanada principal y durante el horario de verano, las luces que antes se encendían a las 17:00 horas, se encienden ahora a las 20:00 horas.