Atacan buque en zona de protección de la vaquita

Disparan cazadores furtivos contra embarcación de la organización ecologista Sea Shepherd

La organización ecologista Sea Shepherd denunció este domingo un ataque a tiros contra su barco en la zona de protección de la vaquita marina, en el Alto Golfo de California, noroeste de México, sin que se registraran daños o heridos.

Los disparos provinieron de lanchas (pangas) de pescadores que navegaron en alrededor del barco Sea Shepherd, que se dedica en esta área a retirar redes de pesca ilegales que amenazan a la vaquita marina.

En un comunicado, la organización señaló que el ataque ocurrió la mañana del sábado en un sector de protección de la vaquita marina llamada “zona crítica”, que es prioritaria para el programa conservacionista de este mamífero marino.

“El incidente se prolongó varios minutos y se escucharon varios disparos”, dos de los cuales cayeron en el agua cerca del barco, que no fue impactado, indicó la organización al confirmar que tienen grabada evidencia del ataque por las cámaras de la embarcación.

“Esto muestra lo agresivos que son los cazadores furtivos. Prueba que están armados y que cualquier lancha que se cruce debemos tomarla con seriedad, porque no tenemos idea de lo que sean capaces” afirmó la capitana del Sea Shepherd, Jacqueline Le Duc.

La capitana del barco ecologista dijo que ante la proximidad de la amenaza se activaron varias medidas contra la piratería, como el uso de cañones de agua para impedir un potencial abordaje.

En la embarcación había personal de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), de la Policía Federal y de la Armada mexicana, confirmó la organización.

Denunció que esta no es la primera ocasión que cazadores furtivos recurren a la violencia en esta zona, al recordar que en enero de 2019 los barcos Sea Shepherd y Farley Mowat fueron atacados por unas 50 personas con piedras y bombas molotov.

El área de protección de la vaquita marina en el Alto Golfo de California es una zona federal protegida y reconocida por la Unesco como un lugar de prohibición para la pesca con redes de pesca que amenazan al mamífero.

La Profepa emitió un comunicado este domingo en el que condenó “enérgicamente” los hechos y dijo que colaborará “en las investigaciones que se desprendan para esclarecer y castigar a los responsables”. EFE