Atentan contra Omar García Harfuch

El Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch sufrió hoy un atentado cuando se dirigía a su oficina, ubicada en Insurgentes centro, en la Colonia Juárez.

Los primeros reportes señalan que habría sido alcanzado por tres esquirlas de proyectiles de alto poder, ya que sus agresores utilizaron armas tipo  barret calibre 50 anti aéreas, que atravesaron el blindaje de la camioneta Suburban en la que viajaban.

El ataque ocurrió a las 6:38 horas en Paseo de la Reforma y Monte Blanco, en las Lomas de Chapultepec.

La agresión se dio minutos después de que el jefe policiaco saliera de su casa junto con su escolta.

Al llegar a Reforma una camioneta de redilas, con un logotipo que decía Carso en letras naranjas, presuntamente robada, se interpuso en su camino y descendieron más de 15 sujetos que simularon ser parte de una cuadrilla de trabajadores, cuando en realidad eran gatilleros armados con fusiles de asalto y granadas.

En el atentado dos de sus escoltas resultaron heridos y posteriormente murieron en el hospital.

Sobre los hechos, el presidente Andrés Manuel López Obrador  confirmó el atentado y refrendó su solidaridad con la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

Dijo que el Secretario de Seguridad Capitalino resultó herido, pero por fortuna se reporta estable.

Expresó que el ataque es una respuestas de la delincuencia, porque el gobierno está comprometido en garantizar la paz y la seguridad.

Mientras el Jefe Policiaco permanece en un hospital de Santa Fe, fuertemente custodiado, la Fiscal Capitalina, Ernestina Godoy, informó que 12 personas fueron detenidas y declaran en el Sector Central de la Fiscalía ubicada en la Colonia Doctores.

En el lugar habrían muerto otras personas (comerciantes), alcanzadas por las balas sin que tuvieran nada que ver.

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo condenó el atentado contra Omar García Harfuch, y ofreció todo su apoyo al gobierno de la CDMX.

Los vecinos de la zona residencial grabaron, el atentado y proporcionaron información a los medios de comunicación, además dijeron que se habrían dado otras balaceras, cuando los criminales intentaban huir.

La zona fue acordonada para que peritos realicen su trabajo, debido a que sobre el asfalto quedaron cientos de casquillos y elementos que serán analizados para establecer que armas se utilizaron y evidencias para deslindar responsabilidades.