Aun sin tratado comercial, China podría incrementar su inversión en México por salidas de EU

Aun sin tratado comercial entre México y China, el país asiático genera un intercambio comercial superior a los 19 mil millones de dólares anuales gracias a la Coalición Comercial entre los sectores empresariales de ambas naciones. Sin embargo, se prevé que entre el 2020 y el 2025 se acelere la “ola asiática de inversiones” en territorio nacional en áreas como la de manufactura, textil, automotriz y de tecnología básica ya que más de 70 mil empresarios chinos han sacado sus inversiones de Estados Unidos, aseguró la Cámara de Comercio Jiangsu de China en México.
En el marco del primer año de la Coalición Estratégica Comercial entre el sector empresarial de México y China, la Cámara a través de su vicepresidente, Zhengjie Zhao y el presidente de Corsa Corp., Guillermo Pérez, indicaron que las inversiones contemplan, además de las áreas antes citadas, el impulso del turismo asiático hacia territorio azteca, así como el cumplimiento de la Agenda 2030 que ha establecido la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en materia de protección al medio ambiente y la paridad de género.
Detallaron que la “ola asiática en México” generará miles de empleos en los próximos años y un ejemplo de ello es la instalación de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) Chinas en el país y el arribo de más empresas vinculadas a la tecnología básica, debido a las condiciones favorables de inversión que otorga México.

A ello se suma el que los empresarios mexicanos aumentan su interés por los intercambios comerciales con la nación asiática, así como en los intercambios académicos.
Zhengjie Zhao y Guillermo Pérez indicaron que a un año de la Coalición Estratégica, entre ambos países a través de privados, actualmente suman 500 empresarios involucrados en este andamiaje de hacer negocios de alto nivel entre ambas naciones más allá de acuerdos comerciales preestablecidos.
El Vicepresidente de la Cámara de Comercio Jiangsu de China en México sostuvo que, a 48 años de haberse constituido esta Cámara en México, la actividad comercial repuntó en 2013 elevándose a una Asociación Estratégica Integral, lo que permite que ahora China sea el segundo socio comercial de México luego de Estados Unidos de Norteamérica con un intercambio comercial en 2019 de 19 mil millones de dólares.
Por tanto, señaló que con el segundo lugar en importaciones y cuarto lugar en exportaciones, la inversión se potencializará también en bioseguridad e hidrocarburos en tanto que “la nueva y mayor oleada asiática dará en la llegada de turistas chinos a México considerando que hasta el 2018 este país era el sexto lugar de oferta turística.
De su parte, Guillermo Pérez, presidente de Corsa Corp, detalló que si bien el turismo hacia México bajó en 2020, debido a la pandemia del Covid-19, se mantiene como área estratégica para ambas naciones, toda vez que se tiene previsto que para el 2030 el mayor número de turistas en el mundo sean chinos.
Por ello, dijo, México debe estar preparado ya que representa un “Foco Amarrillo” por atender, actualmente el flujo turístico anual de turistas chinos a México es de 80 mil, de tal manera que esta alianza entre empresarios chinos y mexicanos “se ubique a la vanguardia para atender además las 17 recomendaciones que establece la Agenda 2030 de la ONU”.
Tanto para los directivos de la Cámara de Comercio Jiangsu de China en México como para los empresarios afiliados a Corsa Corp, los retos son diversos así como las oportunidades de comercialización como lo muestra el sector primario mexicano que generó un comercio con el país asiático en 2017, de 400 millones de dólares y ahora demanda aguacate y sus derivados, jitomate, mangos, limones, carne de cerdo, tequila y artesanías.
En tanto que México importa de aquel país, principalmente insumos sanitarios así como tecnología (hardware y software) y productos farmacéuticos.

Por lo pronto los empresarios chinos están ubicando sus empresas en estados como Coahuila, Puebla y Yucatán, detalló Zhengjie Zhao, y recordó que los 500 empresarios jóvenes de China y México han apoyado la reactivación económica de ambas naciones, entre 2019 y 2020, en los rubros de telecomunicaciones, industria automotriz, sector financiero otorgando créditos a empresarios.