Avala Vaticano división de la Arquidiócesis de México

El Papa Francisco creó 3 nuevas diócesis en México, que se separan del territorio de la Arquidiócesis, la cuales las situó en las alcaldías de Azcapotzalco, Iztapalapa y Xochimilco, en la Ciudad de México.

La Nunciatura Apostólica dio el anuncio, a través de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que informó que el Santo Padre decidió que los obispos de las nuevas diócesis sean los obispos auxiliares que se encuentran al frente de esas zonas pastorales.

De esta forma, monseñor Adolfo Miguel Castaño Fonseca será el primer obispo de Azcapotzalco; monseñor Antonio Lerma, el primer obispo de Iztapalapa y monseñor Andrés Vargas Peña, el primer obispo de Xochimilco.

La decisión del jerarca católico ocurre tras la propuesta -impulsada por el cardenal Carlos Aguiar Retes-de separar la Arquidiócesis de México, la más importante del país y la cual atiende a más de 8 millones de fieles católicos.

También se informó de la creación de la nueva Provincia Eclesiástica de Toluca, cuyas diócesis dependientes son: Atlacomulco, Cuernavaca y Tenancingo. Francisco Javier Chavolla Ramos.

Quien se desarrolla como obispo de Toluca y fue elevado al ser nombrado el primer Arzobispo de la nueva sede Metropolitana de Toluca, estará al frente de este nuevo territorio.

Desde su llegada a la Arquidiócesis de México, en enero de 2017, Aguiar Retes planteó la necesidad de la división para ofrecer un mejor servicio pastoral a las comunidades.

El proyecto fue presentado y aprobado en noviembre de 2018 por la CEM y es hasta ahora que el Papa dio su autorización.

La Diócesis de Azcapotzalco queda con 59 parroquias; la de Iztapalapa con 75 y la de Xochimilco con 40. Cada capilla contará con sus respectivas rectorías y capillas.