Bala perdida habría causado muerte de alumna del CCH

Proyectil 9mm pudo ser disparado a 300 metros; prosiguen investigaciones

 

Una bala perdida, calibre 9 milímetros, fue la causante de la muerte de Aideé, alumna del CCH Oriente que falleció producto de la herida generada mientras tomaba clases el pasado lunes.

Peritos de la Procuraduría de Justicia capitalina (PGJ CDMX) explicaron que la detonación pudo ser generada a 300 metros de distancia del lugar de los hechos.

De acuerdo con los resultados de la necropsia practicada por el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) la causa de muerte fue por el impacto de bala, que atravesó el tórax y el abdomen, penetrando las dos cavidades, en tanto que la bala quedó alojada provocando hemorragia interna.

De acuerdo con información proporcionada por testigos, poco después de las 15:00 horas justo cuando estaban en clase de matemáticas, Aideé manifestó un fuerte dolor y se desvaneció.

Luego fue trasladada al servicio médico del campus, sin embargo, al conocerse la magnitud de la herida fue trasladada al hospital del ISSSTE en Zaragoza; pero al llegar había fallecido. La dirección de la escuela determinó suspender las actividades académicas de la tarde para facilitar la labor de los servicios periciales.

De acuerdo con algunas líneas de investigación, el disparo pudo haber salido de una pistola tipo pluma o un arma de calibre pequeño.

Hasta la noche del martes, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, había sostenido que el disparo se ocasionó en el mismo salón de clases, con estos datos, la teoría quedaría descartada.

 

Se investiga a 10 alumnos

La procuradora manifestó que se recaba la declaración de los 10 alumnos que se encontraban en el salón de clases, así como la del profesor.

Los testimonios de todos coinciden en que ese día escucharon una pequeña detonación, muy similar a la que se escucha cuando se destapa un refresco de lata.

Este martes se confirmó que los compañeros de clase de Aideé también fueron sometidos a la prueba de rodizonato de sodio, para detectar si alguno de ellos detonó el arma que ocasionó el deceso de alumna universitaria.

La funcionaria confirmó que tras el análisis, ninguno de los 10 alumnos, de los cuales seis son menores de edad, dio positivo a la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *