Bancos no se hacen responsables por los fraudes telefónicos

Ante la ola de fraudes bancarios vía telefónica que se han registrado en las últimas semanas, los bancos no tienen la obligación de hacerse responsables de los desfalcos, ya que fue el mismo cliente quien proporcionó la información necesaria para acceder a sus cuentas.

Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), aseveró que la banca “siempre se hace responsable ante sus clientes, cuando asiste la razón al cliente.

“Cuando hay un reclamo se hace una investigación detallada de lo que sucedió, hay áreas internas para determinar lo que ocurrió, si es error del banco o falla de los sistemas o algo imputable al banco, respondemos de inmediato y esta evidencia es clara en los registros de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financiero) y de la Comisión Nacional Bancaria (CNBV)”, señaló a pregunta expresa.

Pero cuando no es el caso, precisó que la institución financiera “no tiene obligación de responder si es error del cliente, si compartió su información confidencial con un extraño o un tercero, la banca no tiene manera de parar una transacción porque usa lo que está registrado como acceso legítimo”.

Comentó que en los casos que terminan en el poder judicial “respondemos y actuamos en consecuencia, pero la banca siempre se responsabiliza por los casos en donde le asiste la razón al cliente”.

Y es que, en las últimas semanas en redes sociales se ha dado a conocer que desde los mismos números telefónicos de los call center de los bancos, clientes han recibido llamadas y tras corroborar dicho número, termina dando sus datos a los supuestos empleados del grupo financiero, quienes transfieren o desfalcan el dinero de los cuentahabientes.

Asimismo, en videoconferencia de prensa, la ABM alertó que en estos meses de autoconfinamiento, la delincuencia ha mudado sus actividades hacia otras áreas como la extorsión telefónica y mediante engaños, buscando obtener los datos de los clientes para cometer fraudes.

Por ello, adelantaron que en breve iniciarán una campaña de difusión para insistir en la necesidad de que los usuarios protejan sus datos, para que cuando reciban este tipo de llamadas, sencillamente cuelguen y verifiquen directamente a la institución bancaria si existe algún contratiempo con la cuenta o invitación, recordaron que “la banca no llama a los clientes para pedir sus datos, ya que los tiene” en sus bases de datos.

Carlos Rojo Macedo, presidente ejecutivo de la ABM, comentó que se tiene que analizar caso por caso, “es un tema casuístico”, por lo que cada banco tiene que analizar las situaciones por separado.