Barcelona, a redimirse

En partido pendiente de la liga española

Va completo contra el Athletic, que estrena técnico en San Mamés

Los jugadores del Barcelona libraron el Covid-19 después de que dos miembros de su cuerpo técnico dieran positivo en las pruebas PCR, y pondrán a prueba al nuevo Athletic de Marcelino García Toral, que debutará en el banquillo del equipo vizcaíno.

El técnico blaugrana Ronald Koeman dispondrá de todos los jugadores de la convocatoria pasada, para ponerse al día en LaLiga, ya que en el encuentro de San Mamés es un partido aplazado que corresponde a la segunda jornada del campeonato.

Los azulgranas visitan Bilbao después de vencer por la mínima en El Alcoraz frente al Huesca (0-1), y en medio de una semana repleta de compromisos ligueros a domicilio, que culminará con el duelo de este sábado frente al Granada. En lo que va de Liga, el Barcelona solo han conseguido 10 de 21 puntos posibles en los partidos fuera de casa.

Ganar con regularidad lejos del Camp Nou es una asignatura pendiente para un conjunto que esta semana tiene una oportunidad para redimirse.

Ante el Athletic, es probable que Koeman, como ya sucediera ante el Huesca, se olvide definitivamente del experimento de los tres centrales y apueste por el 4-3-3 o 4-2-3-1 como sistema de juego, con Sergiño Dest y Jordi Alba en los laterales y con Ronald Araújo y Clement Lenglet formando de nuevo en el eje de la zaga.

Entre las novedades que podrían darse, es la reaparición del central Samuel Umtiti. El francés está en la convocatoria tras superar problemas estomacales.

Miralem Pjanic podría dar descanso a Sergio Busquets en el centro del campo y Antoine Griezmann regresar la titularidad en detrimento de Martin Braithwaite, mientras que el resto del equipo sería el mismo que ya jugó en El Alcoraz.

Y es que el técnico del conjunto azulgrana, con los lesionados de larga duración Gerard Piqué, Sergi Roberto, Ansu Fati y Philippe Coutinho tampoco tiene mucho más donde escoger.

Por su parte, Marcelino debuta en San Mamés como técnico del Athletic en un choque de máxima exigencia ante un Barça que también se la juega porque no se puede descolgar más de la cabeza de la tabla si quiere pelear por LaLiga.