Barcelona y Bayern, adelante

BARCELONA (Reuters).- Un Lionel Messi encendido lideró al Barcelona en su triunfo 3-1 de local sobre el Nápoli el sábado, para una victoria agregada de 4-2 que llevó al club a cuartos de final de la Champions League por decimotercera temporada consecutiva, donde enfrentará al Bayern Munich.

Los catalanes tuvieron un arranque impreciso pero tomaron la delantera en el minuto 10 con un poderoso gol de cabeza de Clement Lenglet desde un tiro de esquina, antes de que Messi anotara un soberbio segundo tanto en el minuto 23, dejando atrás a cuatro defensores.

Messi volvió a marcar poco después, tras una impresionante jugada de equipo, pero el gol fue anulado al determinarse mano del argentino en una revisión del VAR, aunque Messi posteriormente obtuvo un penal que Luis Suárez convirtió para lograr el tercero del Barça.

El Nápoli descontó cuando Lorenzo Insigne anotó también de penal al final del primer tiempo, y jugó mejor después del intervalo, pero el Barcelona sobrevivió para alistarse a un choque con el Bayern en la fase de ocho del torneo en Lisboa el próximo viernes.

“Tuvimos el resultado que queríamos. Estuvimos dos semanas preparándonos para el partido, sabiendo lo difícil que sería, y así resultó ya que en ciertos momentos nos lo hicieron difícil”, dijo Suárez.

“Nos tomaron por sorpresa al inicio pero anotamos primero. Si ellos lo hubieran hecho, habría causado incertidumbre, pero manejamos bien el partido”.

BAYERN, TAMBIÉN

Berlín (EFE).- El Bayern Múnich no dejó lugar a dudas y se clasificó a cuartos de final de la Liga de Campeones al derrotar el sábado 4-1 al Chelsea con dos goles de Robert Lewandowslki, uno de ellos de penalti, uno de Ivan Perisic y uno de Corentin Tolisso

Los bávaros habían llegado al partido con un pie y medio puesto en cuartos de final y, si alguien había creído en la posibilidad de un milagro del Chelsea que tenia que remontar el 0-3 de la ida, muy pronto se acabaron las dudas.

En el 10 Lewandowski abrió el marcador al convertir un penalti. La pena máxima se había producido por una falta de Willy Caballero que había tenido que enfrentar sólo a Robert Lewandowski tras un pase al área de Serge Gnabry.

En el 25 llegó el segundo gol, marcado por Ivan Perisic a pase de Lewandowski en una jugada que se inició con una pelota que Thomas Müller robó a Kovaci.

El Bayern tenía claras ventajas en cuanto a posesión de pelota y hasta ese momento era el único equipo que remataba a puerta.

El ritmo del partido no era alto, el Bayern parecía no necesitarlo ante un Chelsea sin mayores argumentos que, sin embargo, no quiso entregarse por completo y tras el gol de Perisic empezó a hacer más esfuerzos ofensivos

El primer remate de los ingleses llego en el minuto 26, por intemedio de Hudson-Odoi, y Manuel Neuer desvió a saque de esquina. En el 28 Hudson-Odoi marcó pero el gol fue anulado por fuera de juego de Teddy Abraham en la jugada previa.

El descuento llegó en el 44, que aprovechó un error de Neuer que soltó centro que le llegó raso desde la banda izquierda.

Pese al gol del Chelsea la eliminatoria ya estaba liquidada. De la primera mitad del segundo tiempo ,o más notable fue un tirón que tuvo Jerome Boateng en una jugada dividida y que creo nerviosismo en el Bayern de cara el partido de cuartos contra el Barcelona.

Boateng volvió al campo pero el entrenador, Hansi Flick, no quiso correr riesgos y lo sustituyó por Nklas Süle, que cumplió en su primer partido oficial desde octubre y en su segunda aparición después de una rotura de ligamentos cruzados.

Flick movió además el banquillo para evitar que Thiago Alcántara o Joshuma Kimmich fuesen sancionados por acumulación de amarillas.

Corentin Tolisso entró por Thiago y marcó el tercer gol en el 75 con un remate dentro del área pequeña a centro de Lewandowski desde la banda izquierda.

Por Kimmich entró Alvaro Ordiozola que hizo el centro para el cuarto, que marcó Lewandowski de cabeza.