Bella y bondadosa

Así considera Taissa Farmiga su papel de novicia en la cinta La monja; la actriz estadunidense considera que las religiosas son mujeres con gran coraje

La actriz estadunidense Taissa Farmiga aseguró que para interpretar a la Hermana Irene comenzó a practicar los hábitos de las monjas, a quienes calificó de mujeres con gran coraje.

Farmiga es junto con el mexicano Demian Bichir la protagonista de la nueva película de Corin Hardy, La monja, que forma parte del universo cinematográfico de El conjuro.

Taissa platicó sobre cómo fue la preparación para su personaje.

“Hice varias investigaciones en internet sobre qué podía y no vestir, Corin me compró una foto de la Virgen María, la puse en mi cuarto para saber cómo ponerme la cruz y así transformarme”, explicó.

“También leí un poco de historia de las monjas, quería entender lo que pensaban y vivían día con día. Son mujeres con un gran coraje, me llamó la atención su comportamiento, su forma de cruzar la calle, de abrir una puerta, además todo era en silencio, así que todos esos hábitos los empecé a practicar”, destacó en charla con los medios.

La monja fue rodada en Rumania y está ambientada en los años 50. “Había algo en las locaciones, algo que te regresa a esa época, así que, con el vestuario y el lugar, realmente fue fácil transformarme y sentirme en los años 50”.

La historia inicia con el extraño suicidio de una hermana religiosa que llama la atención del Vaticano, motivo por el cual deciden localizar al “Padre Burke” (interpretado por Bichir), quien se dedica a investigar ese tipo de asuntos “peculiares”.

Para ello, el padre estará acompañado de la “Hermana Irene”, una novicia que está a punto de hacer sus votos.

“Creo que conecté con la hermana Irene porque ella es una persona muy bondadosa y siempre quiere ayudar a las personas. Espero que la audiencia capte que necesitamos mucha bondad como humanidad”, destacó.

Finalmente, al preguntarle sobre si le pidió algún consejo a su hermana Vera, quien ha sido fundamental en dicho universo toda vez que protagonizó “El conjuro” y “El conjuro 2”, Taissa, quien debutó en la televisión en 2011 con American horror story: Murder house, comentó:

“Me dijo: ‘Deja el trabajo en el trabajo y no lo traigas a la casa’, así que cuando regresaba a mi casa sólo respiraba para no tener pesadillas, hacía un poco de meditación y decía todo está bien, no hay ningún demonio, todo bien”. (NOTIMEX)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *