Berterame libra castigo por acusación de racismo

La Disciplinaria no encuentra pruebas en su contra

El delantero del Atlético de San Luis, Germán Berterame, salió bien librado ante las acusaciones del Santos Laguna de actos racistas contra Félix Torres, debido a que la Comisión Disciplinaria no encontró pruebas que confirmaran la agresión.

Tras analizar los videos que entregó Santos Laguna y sondear con los árbitros y comisionado del partido, el órgano disciplinario informó que no encontró pruebas que confirmaran que hubo insultos racistas.

A través de un boletín se informó:

“La Comisión Disciplinaria informa sobre el procedimiento de investigación por los hechos acontecidos durante el partido correspondiente a la Jornada 7 del Torneo Guard1anes Clausura 2021 de Liga MX, entre los Clubes San Luis vs. Santos Laguna.

La Comisión Disciplinaria informa que, una vez realizado el estudio y análisis de las pruebas aportadas y recabadas en el procedimiento de investigación, así como del análisis de lo expuesto por los representantes de los Clubes San Luis, Santos Laguna y los oficiales de Partido, se pudo concluir, que:

1.- Después de analizar diligentemente las pruebas que se tuvieron a la vista, no se encontraron elementos que con certeza demuestren la culpabilidad de Germán Berterame, por lo tanto, esta CD carece de elementos para sancionar al jugador.

2.- El representante del Club Atlético San Luis reconoció haber escuchado los insultos en contra del cuerpo arbitral, aceptando que los mismos fueron realizados por parte de personal del Club.

Una vez acreditado lo anterior, y con fundamento en lo establecido en el Reglamento de Sanciones de la FMF y el Reglamento de Competencia de la Liga MX, la Comisión Disciplinaria, ha resuelto lo siguiente:

PRIMERO. – No existen elementos, ni se aportaron pruebas fehacientes para imponer una sanción en contra del jugador Germán Berterame.

SEGUNDO. Se considera al Club Atlético San Luis culpable de transgredir el artículo 52 inciso r) del Reglamento de Sanciones, derivado de la conducta impropia de sus empleados y/o acompañantes al insultar al cuerpo arbitral, por lo tanto, se sanciona a dicho Club con una multa de 3,000 UMAs.

La Comisión Disciplinaria desea manifestar que rechaza categóricamente cualquier acto o conducta racista ya que NO hay espacio para el racismo en el fútbol. En caso de comprobarse cualquier acto o conducta racista, será sancionado enérgicamente.