Bestias del mal… Noche de rock

El Force Fest, uno de los festivales de heavy metal más importantes del orbe, congregó a las mejores bandas del género

Se abrieron las puertas de los confines de todos los universos… fuerza del bien… poder del mal… enfrentamiento épico en una batalla infinita… espadas de fuego surcaron los vientos… lanzas luminosas desafiaban aquella oscuridad… Teotihuacán presenciaba el desafío de misiles sónicos con megatones metálicos… ¡Force Fest 2018!

La primera noche del Festival de la Fuerza estaría ataviada de nostalgia metalera… las huestes formaron un orfeón que traspasaba la mismísima barrera del sonido… las bandas mexicanas cumplían más que dignamente al alternar con los monstruos venidos de diversas latitudes… el ansia se apoderaba de los corazones…

Desde los años noventa a través de la ventana atemporal emerge ¡Stone Temple Pilots!… el Tempo de los Pilotos de Piedra lanza el primer cañonazo al cielo… es su Interestatal canción de amor… las almas van encontrando el sendero… las manos se entrelazan con un Beso frío… es el inicio de otra ceremonia rockera… han esperado los Días de la semana para asistir a un Domingo desnudo -que en esta ocasión es sábado-… el tornado ha levantado toda expectativa al escucharse el disparo mágico de la Pistola de plata de Supermán…

Un breve -aparente- silencio envuelve esa oscura luminosidad… otro atronador grito… ¡Alice in chains!… la señora Alicia Encadenada no podía ser menos en este encuentro mundial… clama por su Hermano ¿ha desaparecido, realmente le extraña o es simplemente una expresión? solamente ellos saben lo que guardan en sus cofres; el frío hace su aparición en medio de una Confusión pero nadie teme… todos aguardan a ese Hombre en la caja… es el sortilegio de quien va o viene, es un clamor Matándote a ti mismo… es la interrogante eterna ¿ Qué me tiene el infierno?

Otra aparición esperada… desde la oscuridad de una caverna sin límite emerge quien puede hacer soñar o puede hacer sentir el terror en una de sus máximas expresiones… ese ente sigue con vida… ¡Danzig!… el atronar de tambores se refleja en esas miradas, es la búsqueda o reproche hacia una Madre; es el mismo que se pregunta para sus adentros ¿Soy el demonio?… cada quien sabe cómo ha caminado en este mundo o quizá otro.

Danzig es idolatrado, aclamado, es el mismo que ha derramado o ha hecho derramar Sangre y lágrimas… ese llanto histérico perturbando el alma… ese llanto histérico desgarrando el espíritu… ese llanto histérico a la espera del inminente Apokalips…

El Force Fest reunió a muchos de los grandes exponentes del rock megatónico… es uno de los encuentros más esperados por los ejércitos rockers… no hay motivo de pesadumbre, se ha colmado la expectación…

En medio de la noche quien es -quizá- el brillo más intenso en esta nebulosa… ¡System of a Down!… más allá de lo inimganinable se yergue majestuoso invitando un Chop Suey… obra que les llevó hasta la cima de la popularidad universal, pero el contraste del celeste al gris con Día solitario… System no da ni pide tregua en una auténtica Ciudad Tóxica… despiadadamente lanza su Atake para concluir una noche con destellos de magia que jamás se ha ido… ha sido el ¡Boom!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *