Brillan en el Super Bowl

Más de 100 millones de telespectadores vieron a Maroon Five en el show del  Super Bowl, con Adam Lavine y Travis Scott

La banda Maroon Five fue fue la gran protagonista del show de medio tiempo en el Super Bowl LIII, entre entre Patriotas de Nueva Inglaterra y Carneros de Los Angeles, ante más de 60 mil espectadores y en el estadio Mercedes Benz de Atlanta, y más de 100 millones de telespectadores alrededor del mundo

El grupo liderado por Adam Levine puso a bailar a miles de aficionados en el estadio, en medio de de un mar de luces y fuegos artificiales.

Pese a que fue un soy muy esperado por temas políticos, por lo que algunas varias figuras declinaron participar, finalmente Adam Levine con Maroon 5, Travis Scott, Bob Esponja y Outkast fueron los encargados de animar el show más visto del mundo.

La banda estadunidense cantó los temas Harder to Breathe, This Love, Girl Like You, She Will be Loved, Sugar y Moves Like Jagger. El escenario también lo compartieron con los raperos Travis Scott y Big Boi.

El vocalista de la banda, Adam Levine bajó del escenario para convivir con algunos fanáticos. Al final se quitó la camiseta y concluyó el show junto a los cantantes de hip-hop.

Por su parte, el rapero Travis Scott hizo emocionar a los aficionados del futbol americano con su canción Sicko Mode en homenaje al creador de Bob Esponja, Stephen Hillenburg, quien falleció el pasado mes de noviembre.

Ya en diciembre, la revista Variety publicó que más de una decena de cantantes rechazaron participar en la actuación, como Mary J. Blige, Usher, Lauryn Hill y Nicki Minaj, entre ellos.

Incluso la rapera Cardi B, quien participa en un tema con Maroon 5, se negó a actuar junto al grupo por las mismas razones que Rihanna, y dijo que solo aceptaría cuando “el jugador Kaepernick regresara a la competición”.

Así, los intentos no terminaron hasta que los raperos Travis Scott y Big Boi confirmaron su presencia en el escenario.

Maroon five asumió en septiembre pasado la responsabilidad de encargarse del tradicional número musical que ameniza el descanso de la final deportiva.

Los números musicales de este evento son seguidos en directo por más de 100 millones de telespectadores en EE.UU. y terminan recibiendo comentarios por todo el mundo, incluso algunos de ellos se han convertido en fuentes de parodias, memes -con los tiburones bailarines de Katy Perry, en cabeza- y mensajes en redes sociales.

Pero, en cambio, el gran escaparate que supone esta cita no ha convencido fácilmente a intérpretes como Rihanna o Pink, quienes se negaron a actuar este año por una polémica vinculada a las reivindicaciones en favor de la comunidad negra estadounidense.

La propia Rihanna citó este tenso contexto como el motivo por el que rechazó la oferta de los productores para convertirse en la gran estrella de esta edición.

Ante esta situación, Maroon 5 decidió darle la vuelta y dar con un intérprete vinculado a la comunidad negra como su artista invitado, pero la búsqueda también fue más intrincada de lo esperado.

Previamente, Gladys Knight se lució con su interpretación del himno nacional y su legendaria voz brilló el domingo cuando alcanzó todas las notas en su actuación.

La cantante de 74 años estuvo rodeada de controversia pues algunos han boicoteado a la NFL por el trato que se ha dado a Colin Kaepernick, el ex quarterback que protestaba contra la injusticia racial arrodillándose durante el Himno Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *