Buenrostro: no promoverá SAT el terrorismo fiscal

La institución está para atender a la ciudadanía, no para perseguirla, dice

Ante diputados y senadores, la directora del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, aseguró que esta es una institución que está para atender a la ciudadanía, no para perseguirla.

“El SAT no promueve ni promoverá jamás lo que llaman terrorismo fiscal. No somos inquisidores y menos de las clases medias y populares, ya que la clase media por años

han sido los ciudadanos que han contribuido cautivamente al sistema tributario de este país. A todos ellos les decimos que nuestro único interés es ayudarlos y facilitarles la relación que como contribuyentes tienen con el Estado mexicano”, señaló ante los legisladores federales, momentos antes de que fuera aprobada en la Tercera Comisión de la Permanente su designación en ese cargo.

Insistió en que no es intención del SAT que el ciudadano de a pie, el profesionista o los pequeños comerciantes y empresarios lo perciban como enemigo.

Asimismo, refrendó que se cumplirá la promesa del presidente Andrés Manuel López Obrador de que no habrá nuevos impuestos y que el dinero que pagan los contribuyentes no va a ir a parar a los bolsillos de la corrupción, cuestión que más ha lastimado a México en las últimas décadas.

Buenrostro agregó que no hay en la agenda del SAT la necesidad ni el objetivo de implementar ninguna reforma fiscal, pues primero se tiene que ser más eficientes en el marco de la legislación actual.

Además, recordó que México es el país con menor ingreso fiscal dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y uno de los países con peor recaudación en Latinoamérica.

Si tomamos en cuenta los impuestos subnacionales, las contribuciones a la seguridad social, el porcentaje de ingresos tributarios en proporción del PIB, es solamente del 16 por ciento, mientras que en Chile es del 20 por ciento, en Argentina, Brasil y Uruguay de alrededor del 30 por ciento. El promedio de los países de la OCDE, a la cual pertenece México, es del 34 por ciento.

“Hay suficiente espacio de mejora en la recaudación sin la necesidad de hacer una reforma fiscal en este momento. El solo hecho de aumentar la recaudación a un porcentaje similar al de Chile, significaría un crecimiento en los ingresos tributarios del 4 por ciento por ciento del PIB de México, es decir un 25 por ciento más de lo que se recauda actualmente”, puntualizó.

Precisó que como ejes de la presente administración están aumentar la eficiencia recaudatoria, bajar la evasión y elusión fiscal y combatir la corrupción, porque se trata de cerrar la pinza del combate a la corrupción con su otro extremo que es la propuesta del Presidente de que haya cero impunidad.

“En la actualidad, hay 1 billón 145 mil millones de pesos de personas físicas, pero sobre todo morales que recurren a litigios y amparos para no pagar lo que por ley les corresponde”, acotó ante los cuestionamientos de los legisladores.

En la sesión de esta comisión se aprobó también la designación de Thalía Concepción Lagunes Aragón, como Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en sustitución de la propia Buenrostro.