Buscan a Lozoya y cae dueño de AHMSA

La justicia mexicana ordenó arrestar al exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, por presuntos actos de corrupción, cohecho y lavado de dinero relacionados con la constructora Odebrecht, mientras que la siderúrgica AHMSA dijo que el presidente de su consejo, Alonso Ancira Elizondo, fue detenido en España.

La investigación es la primera de alto perfil iniciada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió en diciembre con la promesa de acabar con la corrupción en la segunda mayor economía de América Latina.

El abogado de Lozoya Austin, Javier Coello Trejo, dijo que aún no había recibido una notificación, pero que había presentado un amparo a nombre del exfuncionario.

Coello también dijo que Lozose encontraba en México, negando algunos informes de que había abandonado el país.

Anoche elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) catearon una casa de Lozoya Austin que compró en 2012 en Lomas de Bezares, la casa de su padre, Emilio Lozoya Thalmann, y otra propiedad,  para cumplimentar la orden de aprehensión.

Por su parte, AHMSA aseguró que desconocía las razones de la detención de su directivo, uno de los hombres más ricos del país.

El lunes las cuentas bancarias del exfuncionario de Pemex, así como de la siderúrgica mexicana, una de las mayores de México, fueron congeladas por operaciones con recursos de procedencia ilícita y actos de corrupción.

El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, detalló el martes en una entrevista radial que la investigación se centra en transferencias de dinero que AHMSA realizó a una filial fantasma de la gigante brasileña Odebrecht, que a su vez hizo llegar los recursos a cuentas de Lozoya.

Las transacciones comenzaron días después de que Pemex, la petrolera más endeudada del mundo, compró en 2014 una planta de fertilizantes a AHMSA por cerca de 500 millones de dólares, según una investigación del sitio de noticias local Quinto Elemento Lab, y que autoridades han dicho que era una “chatarra” valuada en apenas 50 millones de dólares.

El exfuncionario de Pemex ha sido señalado de haber recibido unos 3.5 millones de dólares en sobornos por parte de Odebrecht, que presuntamente habrían servido para financiar la campaña electoral del expresidente Enrique Peña Nieto, quien llegó al poder en diciembre de 2012.

Lozoya, quien fue uno de los más cercanos hombres de Peña Nieto, ha negado las acusaciones varias veces.

 

ACTOS DE CORRUPCIÓN

Santiago Nieto dijo el martes que la gestión de Lozoya (entre 2012 y 2016) “se dedicó a generar actos de corrupción y de negocios” y que espera que la congelación de cuentas se replique en otros países “en razón de que hay elementos suficientes para hablar de actos de corrupción”.

El abogado de Lozoya, en tanto, dijo que no habían sido notificados del bloqueo de las cuentas.

Hacienda, por su parte, no quiso comentar si otros exfuncionarios de alto rango están siendo investigados dado que los secretarios de esa dependencia, así como de la secretaria de Energía, forman para del Consejo de Administración de Pemex.

López Obrador ha dicho que los gobiernos que le precedieron arruinaron a Pemex con prácticas corruptas, por lo que ha prometido sanear las finanzas de la empresa -que sostiene que recibió casi en ruinas- y apuntalar la declinante producción de hidrocarburos.

Un portavoz de AHMSA dijo entonces a Reuters que los pagos se realizaron y que la filial de Odebrecht fue contratada para asesorar a la siderúrgica en la búsqueda de equipos y proveedores para un proyecto de expansión en México.

La semana pasada, la secretaría de la Función Pública inhabilitó por 10 años a Lozoya por supuestamente haber proporcionado información falsa en su declaración patrimonial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *