Cae 74.3% anual el turismo internacional en México

México acogió en mayo un 74,3 % menos de turistas internacionales que en el mismo mes de 2019, pasando de casi 3,5 millones a unos 890.000 viajeros debido a la pandemia de COVID-19, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El principal descenso, de un 97,6 %, se dio en los turistas llegados por vía aérea, que en mayo del año pasado representaron algo más 1,5 millones de personas y este año fueron 36.210 viajeros.

La menor variación a la baja se dio entre los turistas fronterizos, aunque ese tipo de viajes decreció un 54,2 % en mayo, cuando superó los 745.000 turistas.

Esta bajada en la circulación de personas responde a la pandemia de COVID-19, una enfermedad que hasta el momento ha dejado 282.000 infectados y 33.526 fallecidos en el país.

Por este motivo, México perdió en mayo el 92 % de sus ingresos de divisas producidos por el turismo respecto al mismo mes de 2019.

Los viajeros internacionales dejaron en el país 154,3 millones de dólares en el quinto mes de 2020, mientras que en mayo de 2019 gastaron 1.937 millones de dólares.

El gasto medio de cada turista también se desplomó, ya que pasó de 249 dólares el año pasado a solo 65 dólares en mayo pasado.

La industria turística mexicana, que aporta el 8,7 % del PIB, no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur).

México se consolidó en 2019 como uno de los 10 países más visitados del mundo al recibir más de 45 millones de turistas internacionales con una derrama económica de 24.563 millones de dólares, un crecimiento de 9 % anual.

Sin embargo, ante la crisis internacional por la COVID-19, la llegada de visitantes extranjeros cayó 34,4 % anual en el primer trimestre de 2020 y la derrama económica disminuyó 45,6 %.

A mediados de junio, Torruco destacó en una Reunión de la Comisión Regional para América de la Organización Mundial del Turismo (OMT) que la pandemia abre una “oportunidad histórica” para el sector, una nueva era que debe estar alejada de las prácticas masivas y la sobreexplotación. EFE