Cae operador decisivo en desaparición de los 43

Se trata de Erick Uriel Sandoval, quien habría tenido contacto directo con los normalistas

Un hombre que habría tenido una participación “decisiva” en la desaparición en México de 43 estudiantes de una escuela de maestros, un caso que remeció al país en 2014, fue detenido por la policía, informó este lunes la fiscalía general.

El sospechoso, identificado como Erick Uriel “N”, “es señalado dentro de la investigación del caso como uno de los sujetos que tuvo una intervención decisiva en los hechos en contra de los estudiantes normalistas”, dijo a periodistas Alfredo Higuera, titular de la oficina de investigación del Caso Iguala de la fiscalía.

El detenido está acusado de integrar el cartel Guerreros Unidos, señalado como el responsable directo de la desaparición y probable asesinato de los jóvenes.

La noche del 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa, en el convulso estado de Guerrero (sur), fueron detenidos por policías de la ciudad de Iguala ligados a criminales y entregados a miembros de Guerreros Unidos, un caso que desató una condena internacional.

En “momentos posteriores a esos acontecimientos en las calles de Iguala”, el detenido “habría tenido contacto directo con los estudiantes que desde ese entonces están considerados como desaparecidos”, agregó Higuera.

Erick Uriel “N”, acusado de delincuencia organizada y secuestro, es uno de cinco individuos por los que las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de 1,5 millones de pesos (80.700 dólares) como parte de la investigación de este caso, precisó Higuera.

Según la fiscalía federal, los 43 chicos habrían sido asesinados, sus cuerpos incinerados y las cenizas arrojadas a un río. Pero expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos han puesto en duda esa versión.

Guerrero es uno de los estados más violentos de México por la presencia de cárteles de las drogas.

Desde diciembre de 2006, cuando el gobierno lanzó un polémico operativo militar antidrogas, se han registrado más de 200.000 asesinatos y miles de desapariciones, según cifras oficiales que no precisan cuántos de estos crímenes están relacionados con el combate a la delincuencia organizada. (AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *