Campeón por KO; Canelo destrona a Kovalev en Las Vegas

LAS VEGAS, Nevada.- El púgil mexicano Saúl ‘El Canelo’ Álvarez ganó el título de peso semicompleto avalado por la Organización Mundial de Boxeo, luego de noquear en el round número once al ruso Sergey Kovalev, en pelea celebrada en el MGM Grand Garden.

El tapatío sumó su cuarto campeonato del orbe en diferentes divisiones y es el cuarto boxeador mexicano en logran la hazaña y lo hizo ante 15,000 aficionados.

El ruso superaba en tonelaje y alcance al mexicano, que brincó una gran pelea.

El nocaut llegó a los 2:15 minutos del round 11, cuando Álvarez alcanzó con una zurda la mandíbula del ruso y remató ahí mismo con una derecha.

El combate comenzó lento, como se esperaba, con ambos púgiles en la etapa de prueba del rival en cuanto a potencia y boxeo, en especial “Canelo”, quien había advertido que en su primera pelea en peso Semicompleto tenía que checar la manera de moverse, recibir golpes y golpear al ruso, quien trataba de aprovechar su distancia y mayor alcance.

De cualquier manera, el mexicano fue quien primero comenzó a tratar de conectar con su jab de izquierda y luego con ambas manos en contragolpe en el cuerpo ante el alarido de los aficionados, en su inmensa mayoría en apoyo del tapatío.

En el tercer asalto llegó el primer susto para Saúl Álvarez, cuando Kovalev metió una recta a su rostro. El mexicano siempre buscó golpear al cuerpo, en zonas blandas, aunque, por momentos, sorprendió con golpes volados a la mandíbula del rival.

El ruso estuvo activo e intentó más cantidad que calidad en sus golpes ante la guardia alta y cerrada del mexicano, quien para el quinto asalto era mejor y más contundente, aunque con mucho trabajo para acortar esa distancia.

En ese mismo capítulo, Álvarez alcanzó a meter un par de ganchos al hígado en contragolpe. Kovalev parecía administrar su físico para llegar en buen nivel a los últimos rounds de la pelea.

La segunda mitad de la pelea, a partir del séptimo episodio, el mexicano dominaba el cuadrilátero, siempre enfrente de Kovalev, quien sólo insistía de manera cautelosa con su jab sin poder y a la distancia, sin querer arriesgar jamás, mucho menos dar espectáculo, ante la afición que abucheaba en el octavo round.

En el noveno, Kovalev intentó más con velocidad y poca fuerza. Álvarez, de nueva cuenta, apostó por el cuerpo en contragolpe. El mexicano pareció conectar sólido en el décimo asalto un par de golpes abajo y una recta al rostro de Kovalev, precisamente cuando la gente ya abucheaba desesperada ante lo que consideraban poca acción.

En el décimo primer asalto, por fin llegó la combinación de “Canelo”, primero izquierda a la mandíbula que remató a la misma área de derecha, cuando ya prácticamente Kovalev tenía las piernas flojas, antes de irse el ruso a la lona noqueado por completo.