Carso, Trans Canadá e IEnova estaban a punto de quebrar a la CFE: Bartlett

Grupo Carso, Trans Canadá e IEnova son los poseedores de siete gasoductos –que no se usan– y a quienes la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pagó 5 mil millones de pesos en 2018 por su alquiler y penalizaciones.

Estas firmas, además, reclaman 16 mil millones de pesos por los mismos conceptos en 2019, en caso de que no se concrete la firma de los convenios, firmados con el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En conferencia de prensa y ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, el director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, informó lo anterior y dijo que las negociaciones serán muy serias y formales con grupos empresariales y no con personajes altamente conocidos.

Grupo Carso es propiedad de Carlos Slim; IEnova es una empresa mexicana en la cual funge como presidente Ejecutivo del Consejo de Administración, el ex secretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Ruiz Sacristán.

En tanto, Trans Canadá, es un Corporativo, con sede en Calgary, Alberta, Canadá, que desarrolla y opera infraestructura de energía en América del Norte. La compañía opera tres negocios principales: gasoductos de gas natural, ductos de líquidos y energía, al frente de la firma esta Russell K. Girling.

Manuel Bartlett, agregó que la empresa del Estado mexicano tiene que pagar cerca de 70 mil millones en 25 años, por esos contratos. Desde 2015, la empresa ha pagado unos 62 mil millones de pesos por el alquiler.

“Qué es lo que ocurre, se preguntó Manuel Bartlett: Y, se respondió: “Se firman contratos realmente leoninos, que establecen que los consultores privados tienen que pagar todo el tránsito para la construcción de estos ductos, debe de cubrir lo que tienen que pagarle a los propietarios durante el paso de esa construcción. Pero se establece en ese contrato que cualquier causa de fuerza mayor que impida a esa empresa continuar la construcción, le obliga a la CFE a pagar una pena como si estuviera recibiendo el gas sin recibirlo.

“Por el alquiler, en esta aplicación tenemos ya una serie de penas. Ya la CFE lleva pagados el año pasado cinco mil millones de pesos y este año, de no negociarse los contratos, estaría pagando otros 16 mil millones de pesos; pero, además, la CFE tiene que pagar el préstamo que se traduce de una inversión de 10 mil millones de dólares tendremos que pagar cerca de 70 mil millones en 25 años.

“Por este alquiler llevamos pagados desde el 2015, 62 mil millones de pesos y seguirá así pagándose hasta llegar a 70 mil millones de dólares.

“De continuarse esos contratos, la CFE está en una posición realmente de quiebra por lo que es necesario hacer una revisión para que se establezca una equidad y no se paguen unos gastos verdaderamente exorbitantes, sino que lleguemos a una reconstrucción de esos contratos que permitan, en efecto, que se logre esa transmisión de gas a nuestro país, pero sin estos precios y sin estas sanciones que son absolutamente absurdas para la CFE”, expuso.

LOS DUCTOS NO SE USAN

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que esos siete ductos para gas no tienen una planta para generar electricidad. Se dieron los contratos para construir gasoductos, y CFE es la garante de la compra el gas de esos ductos particulares; pero como está sucediendo en esos siete grandes gasoductos, CFE debe pagar a las empresas la renta aunque no haya gas.

“Hay 7 gasoductos parados que van a significa una erogación para el medio plazo de 21 mil millones de dólares a la CFE”, precisó.

“Todo esto ha afectado las finanzas de la CFE. En todo esto han participado funcionarios y ex funcionarios del sector energético, de la CFE”, condenó.

Se dio el contrato, se obligó a la CFE, una de estas reguladoras que se crearon después de la Reforma Energética, a contratar la compra de energía eléctrica a empresas particulares, y a pagar si se presentaban problemas a las empresas particulares con o no se estuviese recibiendo el gas”, explicó.

“El Estado mexicano tiene el compromiso de no aumentar el precio de la energía eléctrica a los consumidores, pero queremos que las empresas particulares ayuden en este propósito. De ninguna manera se va a hacer por la fuerza, queremos que sea una participación voluntaria”, destacó.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *