Casa de Moneda: se relajaron protocolos o hay complicidad

Los asaltantes tuvieron todas las facilidades para operar, dice Jesús Orta

Los ladrones que robaron el Centro de Distribución de la Casa de Moneda en Paseo de la Reforma tuvieron todas las facilidades y se investiga el por qué se relajaron los protocolos de seguridad  o si existieron complicidades.

El secretario de Seguridad Ciudadana (SSC), Jesús Orta, en una entrevista descartó que los protocolos de la Policía Preventiva fallaran, sino los del establecimiento.

El servidor público indicó que llama la atención tres situaciones; una el fácil acceso de los asaltantes a la Distribuidora.

Dos, que los delincuentes fueran directamente a la bóveda que ya estaba abierta y tres que los empleados no hicieran nada para impedir el robo o por lo menos reportarlo en forma inmediata.

En este momento la Fiscalía General de la República hace las investigaciones y seguirá estas líneas de investigación, pues se está ante un caso completamente atípico.

Además, se reportó el robo mucho tiempo después de ocurrido, con lo cual se favoreció la huída de los delincuentes.

Orta dijo que una vez que se reportó el hecho, los policías tardaron en llegar no más de tres minutos, pero nada se pudo hacer por la cadena previa de errores.

Señaló que se indaga con bastante precisión, pues este es el tercer robo a la Distribuidora y el más cuantioso.

Añadió que los delincuentes huyeron en dos vehículos que no han salido de la Ciudad y que en cualquier momento los detectará el sistema C5.

El robo a la Distribuidora de la Casa de Moneda no tiene nada que ver con el asalto a un transeúnte en la calle de Río Amazonas.

A esta persona se le intentó despojar de un portafolios que los hampones creían traía dinero, pero como la víctima se resistió le dispararon.