Caso CCH Oriente: tres líneas, nada en concreto

Hallan al menos diez ojivas de bala en techos de edificios de la escuela

A casi cuatro días del fallecimiento de Aideé, alumna del CCH Oriente que falleció producto del impacto de una bala, este jueves trascendió que peritos de la Procuraduría encontraron al menos 10 ojivas en techos de los edificios aledaños a donde sucedió el deceso.

Una de las líneas de investigación es que la bala pudo haber sido detonada de dos puntos: un lote baldió cercano a la institución o de las instalaciones de la Secretaría de Marina, siendo el lote la más probable.

La bala habría cruzado sobre cuatro edificios y entró por la puerta del salón donde estaba tomando clase de matemáticas.

El proyectil habría tenido una trayectoria de 130 metros, pasando primero sobre el edificio W, después por el V, Siladin (Sistema de Laboratorios para el Desarrollo y la Innovación) A y B, hasta llegar al edificio P.

Es importante recordar que uno de los primeros datos que se dieron a conocer fue que el disparo se originó a por lo menos 300 metros de distancia del aula.

Otra línea de investigación es que la bala estuviera dirigida al profesor por una presunta deuda con narcomenudistas, sin embargo aún no se tienen confirmadas las líneas de investigación de la Procuraduría por la secrecía de la investigación.

 

Estaré informando: Godoy

La procuradora capitalina Ernestina Godoy, aseveró que las investigaciones continúan y que la información que tenga con certeza será la que informe.

“No tengo en mis manos todavía un dictamen en el sentido de cuantos metros, está el resultado de la necropsia, el calibre, la trayectoria que es de arriba hacia abajo. Lo que tenga en certeza es lo que estaré informando”, dijo.

Precisó que por tratarse de un feminicidio son al menos tres las líneas de investigación que se siguen, toda vez que además se hace una revisión del entorno: amigos, compañeros, familia, por lo que se busca descartar cualquier situación que pudiera rodear la muerte.

La funcionaria capitalina descartó que el disparo proviniera del mismo salón, como se manejó en un inicio, e insistió en que los 10 alumnos que se encontraban presentes y el profesor ya rindieron su declaración, aunque insistió en que serán los peritos quienes determinen como ocurrieron los hechos, lo que se sabrá con certeza en un par de días.

“Sabemos que es calibre alto, un calibre fuerte, 9 mm. Están los peritos por donde, si es una bala perdida por donde entró, había una puerta abierta, eso está claro. Cuál es la distancia que puede recorrer una bala, una ojiva disparada, desde dónde, con qué intensidad, todo eso lo están determinando los peritos. Yo no me quedaré sólo con esa línea de investigación”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *