CCH: buscan a sospechoso que accionó arma ese día

Más ojivas en techos

Narcomenudista apodado El Dany sostenía una pistola al forcejear con un alumno

Autoridades capitalinas iniciaron la búsqueda de El Dany, un presunto narcomenudista que opera al interior del CCH Oriente de la UNAM y que de acuerdo con declaraciones pudo ser el responsable de disparar el arma calibre 9 mm que le quitó la vida a Aideé, el pasado lunes.

Según algunas versiones que trascendieron este viernes, el pasado lunes, El Dany, acompañado de dos cómplices más, forcejeaban con otro alumno en una de las áreas verdes del plantel, al parecer para despojar de sus pertenencias a otro joven.

“De acuerdo con la carpeta de investigación, FIZP/IZP-6/UI-2C/D/2475/04-2019, el testigo narró que El Dany, tenía un arma de fuego en la mano, sin especificar calibre ni más detalles, y que en el momento del forcejeo se disparó. Luego de escuchar la detonación, todos huyeron del lugar, por lo que en ese momento, según los testimonios, pensaron que nadie resultó herido”, indicaron.

Los peritajes establecen que el área referida está a unos 300 metros del salón donde se encontraba Aideé, lo que coincidiría con las primeras indagatorias: una bala perdida que fue detonada a una distancia lejana y no en el salón de clases.

Hay que recordar que los peritajes revelaron que la ojiva calibre 9 mm cayó luego de una parábola, por lo que la bala tomó mayor fuerza y velocidad entró al salón donde Aideé tomaba clase, el cual estaba con la puerta abierta.

Las declaraciones señalaron que Aideé estaba de espaldas a la puerta, por lo que la bala entró por la espalda y se le alojó en el abdomen.

El Dany, no es estudiante del CCH Oriente y ha sido identificado por varios estudiantes como vendedor de drogas.

Testimonios recabados por la PGJ CDMX ubican al narcomenudista en las inmediaciones de Neza, en el Estado de México, al parecer, no cuenta con antecedentes penales, pero gracias a señas particulares y a imágenes de cámaras de seguridad aledañas al CCH Oriente, las autoridades de investigación ya podrían tener una imagen del hombre.

 

Desde afuera…

La procuradora Ernestina Godoy confirmó el hallazgo de más ojivas en los techos del CCH Oriente y descartó que el arma fuera detonada al interior del aula.

“Está descartado que el disparo haya sido de adentro, por el calibre, decimos los abogados, con el indicio que son las declaraciones de los jóvenes, que son los testigos presenciales junto con el maestro, de que no oyeron ningún disparo, de que no hubo olor a pólvora; más el resultado de la necropsia que da que la trayectoria es de arriba para abajo, con lo cual tenía que haberse parado alguien y disparar desde arriba, más la revisión que se hace insitu, que se encuentra en la azotea del edificio casquillos, ojivas de distintos calibres, entre ellos, de 9 milímetros”, dijo.

La funcionaria reveló que entre las ojivas existen algunas de calibre 9 mm, el mismo que le quitó la vida a Aideé, sin embargo aún no se sabe si proceden de la misma arma.

“Se están analizando, están en la parte de periciales y ya me informaron que algunos son 9 milímetros, no me han dicho si es de la misma arma y eso y hay de otros calibres”, abundó la funcionaria.

La funcionaria también desechó la versión de que la bala perdida podría haber salido de instalaciones de la Secretaría de Marina (Semar) aledañas a este bachillerato, pues personal de la propia dependencia confirmó que en el lugar no se utilizan armas de este calibre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *