Chivas calienta las aguas

Antuna, listo para enfrentar a Necaxa

La afición rojiblanca, desbordada para recibir al Rebaño en Aguascalientes

Las Chivas Rayadas del Guadalajara viajaron a Aguascalientes, donde hoy enfrentarán en duelo amistoso de pretemporada a los Rayos del Necaxa, cotejo en el que podría participar Uriel Antuna, quien no alineó en los pasados tres duelos amistosos debido a que su contrato con el Galaxy de Los Angeles de la MLS (Liga de Futbol Profesional de los Estados Unidos, por sus siglas en inglés) concluyó apenas el pasado 31 de diciembre.

El cuadro que dirige Luis Fernando Tena viajó a la ‘tierra de la gente buena’ sin el refuerzo José Madueña, quien sufre una dura molestia en el muslo derecho, resultado del partido que Chivas sostuvo ante los Venados de Mérida, equipo del balompié de ascenso, en el marco del primer partido amistoso.

Quien se mantiene en rehabilitación luego de la fractura que sufrió y que lo mantendrá fuera del Rebaño Sagrado por tres meses es Eduardo Torres,quien se rompió el el quinto metatarsiano del pie izquierdo.

El partido de esta noche, previsto para arrancar a las siete de la noche, es el último que sostendrá Chivas de carácter amistoso, puesto que comenzará su paso en el torneo de Clausura 2020 el día 11 ante el Juárez.

 

PASIÓN ROJIBLANCA

El furor que Chivas desata en cada sede de la República Mexicana que pisa vivió un capítulo muy colorido la tarde de ayer, cuando llegó a  Aguascalientes.

Desde que el autobús oficial del Guadalajara tomó el circuito del hotel para enfilarse al estacionamiento, la afición presente a la entrada del mismo gritó a todo pulmón los cánticos tradicionales de apoyo al cuadro tapatío, junto con el sonido de los tambores y el ondeo de las banderas, hecho que le imprimió un sello muy especial y enérgico al recibimiento.

El momento cumbre del arribo del Rebaño Sagrado a Aguascalientes se dio cuando varios elementos del plantel se acercaron para convivir con los aficionados, que con una emoción desbordada y máxima alegría pudieron retratarse con sus ídolos y recabar sus firmas para adornar sus prendas alusivas al cuadro tapatío.  Además de que les desearon todo el éxito no sólo para el choque ante los Rayos sino para todo el torneo.