Chocan Fuerzas Federales con “Huachicoleros” asociados al Cártel de Santa Rosa de Lima, Guanajuato

El Secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, informó que en las últimas 24 horas ya se tuvo el primer choque con Huachicoleros asociados al denominado Cártel de Santa Rosa de Lima, Guanajuato y el desmantelamiento de operaciones de trasiego clandestino en altamar. El saldo: aseguramiento de 880 toneladas de combustible, dos capitanes detenidos y 10 elementos de sus tripulaciones.

En Palacio Nacional el almirante secretario, dijo que, en el primer caso, con información de inteligencia se supo que el Cártel de Santa Rosa de Lima, convocaba a sus bases sociales al predio “El Hoyo”, en el poblado de San Salvador Torrecillas.

Por los indicios, explicó, personal del Ejército y Marina, orquestaron un operativo, coordinado con la Agencia de Investigación Criminal y la Fiscalía General de la República.

Destacó que cuando las tropas se trasladaron al lugar, también desde el aire se hicieron registró fotográficos georeferenciados y se ubicó a cuando menos 40 pipas que estaban en ese predio.

Los integrantes del Cártel de Santa Rosa de Lima bloquearon los accesos carreteros para que las fuerzas federales no pudieran ingresar.

Pese a ello, indicó el Secretario, se llegó al lugar hasta donde estaban las pipas y se evitó el robo de combustible, además de que se hicieron los aseguramientos de vehículos, equipo clandestino y una persona.

HUACHICOL EN  ALTAMAR

En el segundo tema, el almirante secretario, explicó cómo se desmanteló una operación de robo de combustible en el Golfo de México.

Explicó que, en Dos Bocas, del 22 al 24 de enero el buque Imloa, se abasteció de alrededor de 745 mil litros de combustible, diésel, a través de 14 pipas en el muelle de Coatzacoalcos, adquirido a través de un grupo, se llama Grupo de Combustibles S.A. de C.V.

El día 26 de enero a las 15:20 horas zarpó ese buque de Coatzacoalcos rumbo a Dos Bocas, Tabasco, para abastecer de combustible a otros dos buques, el Winchester y el Charters.

Son buques programados que se iban a reabastecer el día 26 y 27 de enero, el día 26 la Agencia Consignataria Náutica Marítima S.A. de C.V solicita a la Capitanía Regional del puerto de Dos Bocas que se efectúe la operación del trasiego de combustible del Imloa al Winchester y al otro, al charters, pero esto se tiene que hacer en los muelles, no tiene por qué ser en la mar, agregó.

El día 27 de enero a la 01:15 horas, en la quinta zona naval, se recibió una solicitud de apoyo de la Fiscalía General de la República sobre posible trasiego ilícito de combustible en la mar, entre el Imloa y el buque Winchester, en inmediaciones del puerto de Dos Bocas.

Así, agregó, el mando naval desplegó personal, y una unidad aérea, con la que se hicieron registros fotográficos aéreos, más o menos a una altura de 500 metros sobre el nivel del mar.

En ellos, se pudo observar al buque Winchester y Imloa, así como a otra de nombre Charters, junto con una patrulla interceptora de la Arma de México.

El almirante Ojeda Durán, explicó que de entrada se comprobó que las embarcaciones no tenían por qué hacer trasiego de combustible a la mar, y lo estaban haciendo.

Debido a las condiciones meteorológicas, se tuvo que suspender la inspección ahí en ese momento y se trasladaron al puerto de Dos Bocas.

El día 27 a las 04:35, personal naval arribó a las inmediaciones de los buques que se estaban trasegando combustible.

Debido a esas condiciones meteorológicas se tuvo que tomar la determinación de entrar a puerto, entraron a puerto a las 10:30 de la mañana del día 27 y descubrió:

Irregularidades en el registro de la bitácora de navegación y de combustibles, de la medición realizada en sus tanques. De un total de 880 toneladas de combustible, 253 toneladas se localizaron en tanques llamamos lastre, que nunca deben llevar combustible pues se llenan de agua de mar para nivelar las embarcaciones en caso de mal tiempo.

Y además, dentro del mismo barco había modificaciones de los sistemas de achique y de combustible, sin haber sido reportados estas modificaciones a las autoridades marítimas.

El buque Winchester, se encuentra en etapa de obtención de su certificación de su seguridad ante las autoridades marítimas.

El titular de la Semar dijo que hay más información, pero no se puede ventilar para no incurrir en violación al debido proceso.

Ayer a las 10:00 horas los jueces determinaran la situación legal de los implicados. En este momento, están detenidos los capitanes y diez elementos de tripulación.