Ciento por ciento mexicano

Luis Castañeda Wicho

Luis Castañeda, mejor conocido como “Wicho”, es un peleador ciento por ciento mexicano nacido en la alcaldía de Iztacalco en la ciudad de México. Siendo campeón mundial de Kick Boxing y otorgando a nuestro país más títulos que lo hacen poner su nombre en alto. “Wicho” platica a los lectores del Diario Ovaciones cómo fue que logró llegar a la cima con sacrificio y esfuerzo para que el día de hoy sea uno de los deportistas más famosos en el mundo del Kick Boxing nacional.

 

1.- ¿Cómo fue que iniciaste en las artes marciales?

A mí siempre me llamaron la atención. Mi único acercamiento fue por medio de películas, videos o cosas por el estilo. Nadie cercano o ningún familiar mío lo practicaba, todo en ese tiempo era solo futbol. Hasta que un día me decidí iniciar con el Karate. En ese entonces estaba estudiando en la secundaria y era estudiar y entrenar, poco a poco le fui agarrando el gusto. Ya después pasó el tiempo. Conocí lo que es el Kick Boxing y tuve mayor interés en él. Empecé practicando y tuve ciertas facilidades con los movimientos hasta que un día me invitaron a pelear, acepté y desde ahí fue todo para adelante, mi primera pelea fue a mis dieciocho años.

 

2.- Eres campeón mundial de Kick Boxing. Te coronaste en Argentina,¿cómo fue que sucedió? ¿Es difícil ser campeón del mundo?

El campeonato lo ganamos en Buenos Aires. Fue contra un campeón mundial (multi campeón), realmente era muy fuerte. Pero a pesar de todo, nosotros nos ganamos el lugar ya que a lo largo de la trayectoria empezamos a ir escalando poco a poco. Obviamente hubo derrotas, victorias entre eso y mucho más, pero nos ganamos el lugar como contendientes para poder pelear por ese título. Al salir a Argentina no hubo mucho apoyo. Apenas y nos dio para el vuelo y los viáticos, pero eso no nos detuvo en lo absoluto. Tuvimos también muy poca preparación para esa pelea en sí, pero tenemos una buena trayectoria. Digamos que de alguna manera se ajustó todo muy bien y con lo que ya teníamos aprendido o preparado. Es difícil llegar a un lugar que no es tu casa y tienes todo en contra. Afortunadamente nos fue bien.

 

3.- Hablando más de tu carrera deportiva, has peleado en varias partes del mundo. ¿Cómo es vivir día a día teniendo ya mucha experiencia como peleador?

Nos ha tocado ir a algunos países, sobre todo en centro y Sudamérica. Son temporadas. Uno tiene que ir creando hábitos, muchas personas me preguntan sobre si tengo una dieta. Pero son hábitos que vas adquiriendo, no solo el comer bien o si no el correr todos los días entrenar y cosas así. Gran parte de mi carrera fue cuando yo estaba estudiando en la Universidad, tuve que ir adecuando mis horarios. Te digo con mucho orgullo y corazón que la experiencia ha sido muy amplia.

 

4.-  Tuviste un par de peleas en Birmania ¿Qué qué dices al respecto?

Sí tuve un par de peleas en Birmania, es un país al este de Asía cerca de Tailandia. Fue la segunda vez que yo estuve en Tailandia, desde ahí nos mandaron para Birmania. Es un estilo de pelea que se llama “Lethwei”, es el boxeo birmano, no se utilizan guantes únicamente te vendas y la venda se moja para que haga presión y este más dura. Se utiliza también cinta adhesiva o de aislar para tener un poco más de protección en las muñecas, pero básicamente es a puño limpio. En este estilo de pelea se permiten los cabezazos. Es uno de los estilos más violentos en los que he peleado durante mi carrera, es algo brutal. Aunque incluso los peleadores son personas muy humildes y respetuosos, la gente fue muy grata con nosotros. Es el deporte nacional para los birmanos, así como el Muay Thai con los tailandeses. Otra de las peculiaridades de esta disciplina es que no hay jueces en su sistema tradicional. No hay decisiones. No puedes ganar por decisión, ahí es o empate o noquear, esto te ahorra bastantes dilemas y controversias. Otra parte importante del Lethwei es que si te noquean puedes volver a la pelea, es decir si caes noqueado tu esquina tiene dos minutos para revivirte y que vuelvas al combate. La primera vez que participé salí victorioso por nocaut y la segunda me noquearon.

 

5.- Eres un peleador ciento por ciento mexicano, hay muchas generaciones por debajo de ti, ¿Qué consejo le darías a los jóvenes?

Orgullosamente mexicano. A las nuevas generaciones o a los jóvenes que “vienen empujando fuerte” una de mis recomendaciones es que no se rindan, que se van a encontrar con muchos obstáculos pero que eso no les permita retroceder. Que no se les meta en la cabeza el cuánto van a ganar, ya que eso es lo que nos pasa a muchos peleadores, nos vamos siempre por el dinero. Ven el boxeo y creen que todo es igual, pero aquí no hay tanto dinero. Al contrario, es un deporte que tienes que invertirle mucho. Las nuevas generaciones tienen una gran ventaja, existen varios profesores o peleadores que pueden guiarlos por un buen camino. Son experiencias que ya conocemos y se los vamos a transmitir. Es una gran motivación para los nuevos talentos. Es importante saber que ya la información que uno tiene hoy en día, puede buscarlo en internet sobre que es verdad y que no es verdad, ya no se puede engañar tan fácil a la gente. Hace un par de años existían profesores que en realidad no tenían conocimiento y generó un gran problema con alumnos en los deportes de contacto y artes marciales. Les recomiendo que lo que hagan lo hagan por gusto y con corazón. Existen dificultades. A a veces estarás arriba y otros días abajo, pero esto es lo que te hace ser como peleador. No se rindan.