Con EU, zafo; AMLO; no es broma: Trump

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró ayer en su conferencia matutina que no se enganchará y no enfrentará a Donald Trump y más tarde, en Poza Rica, Veracruz, consultó a mano alzada a los asistentes a un mitin, quienes decidieron que México no debe responder al republicano.

El mandatario de Estados Unidos dijo el viernes que podría cerrar la frontera sur al comercio si México no impide que caravanas de migrantes lleguen a su país.

“La mantendremos cerrada por mucho tiempo. No estoy jugando. México tiene que detenerla”, señaló en una visita a Florida.

Al preguntársele si cerraría la frontera mexicana a todo el comercio, Trump dijo a periodistas: “Podría ser a todo el comercio y la semana próxima”.

La serie de declaraciones comenzó el  jueves, cuando tuiteó y declaró que cerraría la maldita frontera si México no hacía nada por detener las caravanas de migrantes.

En Palacio Nacional, López Obrador reiteró que “no nos vamos a pelear” con el gobierno de ese país, planteó “amor y paz” y dijo: Como dicen los jóvenes: “zafo”.

En veracruz, durante la entrega de apoyos a beneficiarios de Programas Integrales de Bienestar, señaló que Trump tiene su manera de ver las cosas, pero reiteró que no polemizará al respecto.

Tras aseverar que “vamos a ayudarles en todo lo que podamos”, López Obrador hizo un rápido ejercicio de consulta entre los asistentes al acto a quienes preguntó si querían que le contestara al mandatario de Estados Unidos y la mayoría de los presentes opinó, con la mano alzada, que no.

“Eso es mi pueblo”, señaló cuando los asistentes al evento votaron en favor de actuar con prudencia, además de que atenderán las necesidades de la gente. “Miren, el pueblo es sabio”, sostuvo.

Durante su conferencia en Palacio Nacional, comentó, “no vamos a polemizar sobre estos temas, pensamos que se tiene que solucionar el problema, el fenómeno migratorio atendiendo las causas con crecimiento, con empleo, con bienestar…”.

Firme en su posición, reiteró que México ayudará y cultivará una buena relación exigiendo que quien pase por nuestro país, lo haga con respeto a la ley, en forma ordenada y que no haya violación a sus derechos humanos.

Aseguró que vamos nosotros a cuidar que no haya abusos, no haya violaciones. Estamos haciendo nuestro trabajo y no voy yo a polemizar sobre esto,  a ser muy prudente por una serie de circunstancia, entre otras porque queremos llevar una muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos.

El primer mandatario destacó que se está desarrollando el sureste, estamos impulsando actividades productivas en el sureste del país y se están dando opciones de trabajo a migrantes centroamericanos, que son nuestros hermanos.

“Los que quieran trabajar en el sureste de nuestro país van a tener condiciones. Estamos desarrollando proyectos con ese propósito y al mismo tiempo buscando que el flujo migratorio se dé de manera ordenada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *