Con toque hispano

Con Juego de Tronos como la serie más nominada con 22,  Penélope Cruz y Antonio Banderas, Ricky Martin y Edgar Ramírez buscarán ganar un premio Emmy a lo mejor de la televisión en Estados Unidos

LOS ANGELES.- Los actores españoles Penélope Cruz y Antonio Banderas, así como el puertorriqueño Ricky Martin y el venezolano Edgar Ramírez fueron nominados al Emmy, considerado el Óscar de la televisión.

El programa que se llevó más nominaciones, 22, fue Juego de Tronos, que completó siete temporadas el año pasado y en 2019 verá su final.

A esta ya galardonada serie –tiene más premios que cualquier otra- sobre familias nobles disputándose el trono de hierro, le sigue con 21 nominaciones el programa de comedia Saturday Night Live y la serie dramática de ciencia ficción Westworld.

Cruz, Martin y Ramírez fueron nominados por American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace, que también compite en la categoría de mejor miniserie.

Es la primera nominación para Cruz, que ganó un Óscar en 2009 por Vicky Cristina Barcelona. Por Versace fue también nominado Darren Criss.

Banderas por su parte fue nominado por su personificación del pintor Pablo Picasso en la serie de Nat Geo.

“Es un ser muy controvertido en su vida privada, eso yo lo entiendo”, dijo Banderas en una entrevista.

The Handmaid’s Tale, que ganó el premio a mejor drama el año pasado, recibió por su parte 20 nominaciones.

La comedia Atlanta recibió 16 y parte favorita ante la ausencia de Veep este año.

Tal vez sea una incógnita quien terminará sentado en el Trono de Hierro, pero no hay duda de que “Game of Thrones” volvió al Emmy con ganas de arrasar.

La serie acaparó este jueves, con 22, el mayor número de nominaciones al Emmy, el premio más importante de la televisión de Estados Unidos.

La fantasía medieval, también llamada Juego de tronos, sobre familias nobles disputándose el control de los Siete reinos es ya el programa de ficción más galardonado en la historia del Emmy (12).

Y tras perderse la pasada edición de los premios –salió al aire después de la fecha de corte–, vuelve a competir en la categoría de mejor drama, que ganó en 2015 y 2016.

Lena Headey, Nikolaj Coster-Waldau, Peter Dinklage y Diana Rigg fueron nominados en las categorías de actuación. Kit Harington y Emilia Clarke quedaron fuera.

Defenderá el título de mejor drama la serie distópica The Handmaid’s Tale, que por su parte consiguió 20 nominaciones y ha robado mucha de la atención al ser un show sobre un régimen teocrático en medio de las protestas de defensores de los derechos de la mujer tras la nominación de un juez ultraconservador a la Corte Suprema por parte del presidente Donald Trump.

El programa humorístico Saturday Night Live recibió 21 nominaciones y se impone un nuevo récord de 252 en toda su historia. Le sigue Game of Thrones con 129, muchas de ellas en categorías técnicas.

La serie dramática de ciencia ficción Westworld recibió 21 nominaciones, mientras que la comedia Atlanta, creada por Donald Glover, recibió 16 y parte favorita ante la ausencia de Veep este año luego que su protagonista Julia Louis-Dreyfus se retirara para tratarse de un cáncer de mama.

Samira Wiley, nominada por Handmaid’s, y Ryan Eggold anunciaron los nominados a los Emmys, que se entregan el 17 de septiembre en el Microsoft Theater de Los Ángeles.

 

UNA NOMINACIÓN PARA ROSEANNE

No fue un año de grandes estrenos, abriendo la puerta a programas consolidados como GoT, que compite en la categoría de mejor drama contra el show de espías durante la Guerra Fría de FX The Americans, la bioserie monárquica The Crown, la atrevida Stranger Things, el drama familiar “This Is Us” y el western de ciencia ficción Westworld y la serie distópica protagonizada por Elisabeth Moss.

El clásico de finales de los años 1980 Roseanne tuvo un exitoso regreso a la pantalla, con su rara representación de la vida de la clase obrera en la televisión estadounidense, y también de simpatizantes del presidente Donald Trump, ampliamente ignorados por Hollywood.

Pero un tuit racista de su protagonista Roseanne Barr -que en la vida real apoya al mandatario republicano- llevó a la cadena ABC a cancelar el programa.

Con todo, Laurie Metcalf fue nominada, tras ganar un Tony y recibir una nominación al Óscar. El show fue también nominado en una categoría de edición.

Llama la atención que Netflix rompió con 17 años de dominio de HBO de más nominaciones. El servicio online lideró este año con 112 indicación, mientras que la cadena se llevó 108. (AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *