Concluyó la vida útil de las primeras urnas electrónicas de la Ciudad de México: IECM

Las primeras urnas electrónicas implementadas por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), que se utilizaron en 29 procesos electorales consecutivos, concluyeron su ciclo de vida útil y serán destruidas, con normas de reciclaje y protección al medio ambiente.
El consejo general del IECM aprobó un acuerdo que señala que estas urnas ya no son funcionales, al resultar obsoletas y de imposible reutilización.
Durante la sesión, la presidenta de la Comisión de Organización Electoral y Geoestadística, la consejera Myriam Alarcón Reyes, señaló que tras años de investigación, el Instituto Electoral de esta capital desarrolló el proyecto de urnas electrónicas, ejemplo de innovación tecnológica que permitió sistematizar el proceso de sufragio y cómputo de los resultados electorales.
Precisó que el diseño y producción de las urnas electrónicas se realizó con el apoyo de las Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (TEC de Monterrey) campus Ciudad de México.
“El proyecto cumplió con los estándares de calidad, uso y funcionalidad necesarios para brindar los resultados esperados, garantizando la secrecía del voto y siendo auditable en todas sus etapas operativas; se disminuyó el uso de papelería electoral, facilitó el trabajo de los funcionarios de casilla y permitió conocer los resultados electorales de manera inmediata”, puntualizó.
Alarcón Reyes recordó que, además del uso que se les dio a las urnas electrónicas el día de la jornada electoral del 5 de julio de 2009, con efectos vinculantes en la elección de los entonces diputados locales y jefes delegacionales, dichos instrumentos electrónicos fueron habilitados en otros ejercicios.
Dio como ejemplos la consulta estatal de Chihuahua, preguntas relacionadas con valores cívicos; Elección infantil en el estado de Chihuahua, que incluyó la funcionalidad en 4 idiomas diferentes: Alta Tarahumara, Baja Tarahumara, Inglés y Español; Braille Infantil para el estado de Chihuahua; Temática de índole social en diversas demarcaciones; Elección Interna PAN en 2007, Consulta Verde del GDF, temática ambiental; Elección de comités directivos delegacionales del PAN, entre otras.
En 2010 el Instituto instruyó el borrado lógico irrecuperable de la información electrónica contenida en los diferentes medios de almacenamiento de las urnas electrónicas, con lo cual se cerraba el ciclo respecto a la utilización de esta tecnología en procesos electorales y de participación ciudadana.
Adicionalmente, se consideró propicio que de las 60 urnas electrónicas con las que cuenta este organismo electoral, sea factible la conservación de siete ejemplares para su conservación como parte de la memoria histórica institucional.
Cabe mencionar que la destrucción de las 53 urnas restantes se realizará bajo los criterios aprobados por el consejo general, tomando en cuenta la normativa de protección al medio ambiente, así como el reciclaje de dichos materiales, como ha sido una práctica de este órgano electoral.