Confirma AMLO: no regularemos las comisiones

ACAPULCO, Gro.- El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió la colaboración de los banqueros para “lograr el renacimiento de México en el posneoliberalismo, juntos”, pero también para financiar sus proyectos icónicos, el tren Maya y el corredor transísmico.

A cambio, aseguró que desde su gobierno no se promoverá ninguna ley que regule u obligue a que se fije un porcentaje en el cobro de comisiones en los servicios que presta la banca a sus usuarios.

En este intercambio, también dijo que se garantiza la aplicación de contratos que se hayan suscrito en los gobiernos anteriores, “aun cuando se trate de contratos inequitativos o leoninos”.

Y como para terminar de convencerlos, anunció que el próximo año dará un reconocimiento a nombre del Gobierno de la República, al banco que haya logrado bajar de manera sustancial la comisiones tanto para sus cuentahabientes como para el servicio de remesas, el que haya trabajado con “dimensión social”.

No obstante, López Obrador dejó claro que hay respeto a la autonomía de los Poderes Legislativo y Judicial, prácticamente desligándose de lo que pueda hacer el Senado de la República respecto de la propuesta que sobre comisiones presentó a fin de año el senador de Morena, Ricardo Monreal, y que está pendiente en comisiones.

En este tenor, confió que la autorregulación será la que prive entre las instituciones bancarias para propiciar la baja de dichas comisiones.

Comentó que, si es necesario, en el mediano plazo se otorgarán “más concesiones” para que operen una mayor cantidad de bancos -hay en la actualidad 51 en el país-, y se propicie una mayor competencia.

“Si hay muchos bancos, hay competencia, y los banqueros van a tener que ofrecer mejores condiciones a los clientes y esto permitirá disminuir el costo o el cobro de comisiones”, señaló durante su primer mensaje en la clausura de los trabajos de la 82 Convención Bancaria, ya como Presidente de la República, pues en la edición anterior estuvo aquí en su calidad de candidato presidencial.

El mandatario del país reiteró el compromiso del Gobierno federal de actuar con responsabilidad, mantener los equilibrios macroeconómicos para crecer a 4.0 por ciento, así como respetar la autonomía del Banco de México (Banxico).

Aseguró que no se gastará más de lo que ingresa a la hacienda pública ni se endeudará al país, pero se pretende lograr lo que han hecho los “antepasados”, que es crecer sin inflación ni devaluaciones, con la convergencia de los sectores públicos y social.