Congela UIF cuentas al cártel de Sinaloa

Esa organización es prioridad, junto con el CJNG, en la estrategia antilavado

Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dio a conocer que se congelaron 330 cuentas bancarias, de personas físicas y morales, que estarían vinculadas al Cártel de Sinaloa.

En tanto que al Cártel Jalisco Nueva Generación se le congelaron dos cuentas con un total de seis millones de dólares que no han sido reclamados; indicó que en una situación parecida se encuentran ganancias de otros cárteles como el de Santa Rosa de Lima.

Explicó que el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) son dos organizaciones delictivas “supranacionales y por ello son prioritarias en la estrategia antilavado del actual gobierno.

“Generamos un bloqueo de cuentas de 330 personas físicas y morales presuntamente relacionadas con el Cártel de Sinaloa. La construcción del listado tuvo que ver con todas las áreas de inteligencia”, precisó.

En cuanto al CJNG, destacó los bloqueos a las cuentas del magistrado federal Isidro Avelar Gutiérrez, detenido el pasado 22 de noviembre por sus presuntos nexos con el citado cártel.

Al participar en el seminario sobre violencia y paz organizado por El Colegio de México, Nieto Castillo sostuvo que, además de esos dos grupos supranacionales, existen seis organizaciones delictivas más a nivel nacional, pero también han sido identificados otros ocho grupos locales que han cobrado fuerza en los últimos tres años en los estados de Guerrero, Morelos, Estado de México, Guanajuato y Ciudad de México.

Así, citó a Guerreros Unidos, Los Rojos, el Cártel de Santa Rosa de Lima, La Unión Tepito, el Cártel de Tláhuac y Los Viagra.

Sostuvo que el nivel de recursos ilícitos generado por éstos supone amenaza para el país, mientras que el uso de puertos internacionales con fines ilícitos es una vulnerabilidad, de acuerdo con los riesgos de lavado de activos detectados en 2016 y que están vigentes.

En los puertos de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y Manzanillo, Colima, “existen amenazas por la entrada de fentanilo desde Asia”, aseveró y explicó que la entrada de este producto a México para ser transportado a Estados Unidos es uno de los riesgos emergentes, así como el robo de hidrocarburos, las empresas del sector de tecnología financiera o “fintech” y la ciberseguridad.

Señaló que la corrupción es otro de los riesgos que han sido atacados por la UIF, señalando los bloqueos contra la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y el exdirigente del sindicato petrolero Carlos Romero Deschamps, sin referirse a ellos por sus nombres.

Sin embargo, se explayó en lo tocante al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya y al exponer un esquema de las diversas transferencias en las que fue beneficiado el exfuncionario ahora prófugo: “aquí esta Agronitrogenados, está Fertinal, Odebrecht y está OHL, todos tiene un común denominador, todos tienen transferencias hacia el señor Emilio Lozoya. No significa que sea una red global de corrupción, significa que el tipo era un corrupto, que todo lo que tocaba generaba actos de corrupción”.

Al hablar sobre la importancia de identificar al beneficiario final, Nieto Castillo relató que en Poza Rica fueron encontrados un vendedor de seguros y un despachador de gasolina que aparecían como los dueños de una empresa que había abierto una cuenta en Panamá, pero no tenían pasaporte. “El despachador de gasolineras tenía un millón de dólares y no sabía. Claro ¿quién era el apoderado legal de la empresa? Emilio Lozoya”, afirmó.

Santiago Nieto añadió que entre enero y octubre de este año,  se superó el número de denuncias presentadas ante la Fiscalía General de la República (FGR) con 148; el monto total de lo denunciado es de 304 mil 253 millones de pesos.

Y las 148 carpetas de investigación abiertas por la Unidad de Inteligencia Financiera involucran a 798 personas, de las cuales 56 son funcionarios públicos, 354 morales y 388 físicas.