Congresistas de EU piden a Salazar interceder por empresas energéticas

Congresistas de Estados Unidos pidieron al embajador Ken Salazar garantizar con autoridades mexicanas que los productores de energía estadounidenses no verán afectación a sus operaciones, ya que advirtieron que las recientes reformas energéticas afectan las inversiones privadas, dañan la relación comercial y violan los principios clave del T-MEC.

“Lo instamos a que se relacione directamente con los altos funcionarios del gobierno mexicano para garantizar que las empresas de energía estadounidenses puedan exportar bienes de manera justa y puedan continuar impulsando la inversión privada y el crecimiento del empleo en toda la región”, señalaron 20 congresistas texanos en una carta dirigida al recién nombrado embajador de Estados Unidos en México.

En la misiva, fechada este 19 de octubre, los congresistas August Pfluger, John Cornyn, Henry Cuellar, Ted Cruz, entre otros, advirtieron que México tomó acciones que discriminan a los productores de energía estadounidenses y favorecen a las empresas estatales del sector energético: Petróleos Mexicanos (Pemex) y  la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Los congresistas manifestaron su preocupación por los cambios a la Ley de Hidrocarburos que permite revocar permisos en la industria por considerar riesgos la seguridad nacional y las reformas constitucionales en materia eléctrica, que cancela todos los contratos celebrados entre la CFE y los privados y acota la participación de productores privados a 46% en la generación de electricidad.

“Estos pasos, entre otros, dañan nuestra asociación comercial crítica con México y potencialmente violan los principios clave del T-MEC. Las medidas del gobierno mexicano sobre energías renovables y las noticias recientes relacionadas con el campo Zama sirven como buenos ejemplos de los grandes problemas que nos preocupan”, manifestaron los congresistas de los partidos demócrata y republicano.

Los congresistas advirtieron al embajador de Estados Unidos en México que también hicieron llegar sus preocupaciones en torno al sector energético en el país a la representante comercial de los Estados Unidos, Katherine Tai.

“La implementación adecuada del T-MEC es una prioridad máxima y los Estados Unidos deben participar en todos los niveles de gobierno para garantizar que el pueblo estadounidense pueda cosechar todos los beneficios de este importante acuerdo comercial. Agradecemos su compromiso con estos problemas y esperamos trabajar con usted para brindar soluciones para las empresas, los trabajadores, los agricultores y los ganaderos de Texas”, señalaron.

Por su parte, solicitaron a Ken Salazar la aplicación rigurosa de las disposiciones agrícolas que se contemplan en el T-MEC, como las nuevas reglas de vanguardia sobrebiotecnología agrícola.

Desde el último día de 2020, el gobierno mexicano arrancó una prohibición gradual para eliminar del campo el glifosato y las semillas transgénicas, lo cual también afectó a productores de maíz amarillo en Texas y que fue parte de las primeras pláticas que sostuvo la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier y la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, en mayo pasado.

“La aplicación rigurosa de estas importantes prioridades es vital para los productores de Texas. México sigue siendo el principal destino del comercio agrícola de Estados Unidos, por lo que garantizar que México cumpla con estos compromisos sigue siendo una de las principales preocupaciones de los productores que representamos”, aseveraron los congresistas texanos.