Consuman golpe; extinguir fideicomisos, falsa salida a la crisis, asegura Tatiana

Justo el día en que el huracán Delta pegó en Quintana Roo y causó daños materiales graves y afectaciones a la población, en la Cámara de Diputados se consumó un golpe más a la estructura que llevó años, sexenios, integrar.

El Fondo de Desastres Naturales (Fonden) , actualmente con seis mil 861 millones de pesos, fue extinguido junto a 108 fideicomisos por los diputados de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que comanda Mario Delgado Carrillo.

Argumenta el aspirante a dirigir el partido que inventó Andrés Manuel López Obrador -compite con Porfirio Muñoz Ledo y la encuesta que organiza el Instituto Nacional Electoral (INE) concluye hoy- que los recursos se incluirán ahora en el paquete presupuestal anual.

Y, más, que cada dependencia manejará el dinero directamente para evitar la trillada corrupción que, según los morenistas, existe en todas los niveles del gobierno.

Son 68 mil millones de pesos que Andrés Manuel manejará a discreción, como más le convenga. El asegura que serán para enfrentar la epidemia de coronavirus.

Por si fuera poco, ahora van por el fondo Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, denominado Fondo de Salud para el Bienestar, que según los datos de la SHCP acumula 101 mil millones de pesos, mediante una reforma a la Ley General de Salud para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) jale todo el dinero del Fondo de Salud para el Bienestar para atender la pandemia por el coronavirus Covid-19.

Ayer, Morena retiró la reserva del tema para que se destrabara la sesión y acabar con la toma de tribuna -ellos hicieron decenas cuando eran del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y hoy se quejan- y votar la extinción-agandalle de los 109 fideicomisos.

Afirma el ex perredista, hoy morenista, que los recursos para ciencia, cine y deporte están seguros. Y que se acabará con la corrupción.

Lo cierto es que Andrés Manuel le hacen falta recursos para completar el gasto.

Los 500 mil millones de pesos que significa dar becas a más de 20 millones de mexicanos no salen, no se juntan, y menos en esta crisis originada por la epidemia de coronavirus, que agudizó la que se generó en 2019 por los recortes obsesivos y las decisiones absurdas, como la cancelación del aeropuerto de Texcoco para hacer un parque ecológico que no servirá para nada.

La extinción de los 109 fideicomisos, incluido el Fonden, se da, paradójicamente, el día en que Delta golpeó a Cancún, Quintana Roo, y otras regiones de ese estado, históricamente afectado por los huracanes.

Y, como si no fuese suficiente, el dinero que sobre al concluir el año debe ser devuelto a la Secretaría de Hacienda.

Apenas el martes, el secretario de Hacienda se contradijo en su comparecencia en el Senado, cuando defendió la desaparición de los 109 fideicomisos, pero advirtió que en el caso del Fondo de Desastres Naturales “se debe pensar con mucho cuidado”, de dónde se obtendrán los recursos para hacer frente a las emergencias en un país como México que está de manera permanente expuesto a huracanes y sismos.

Eso sí, dijo que se ha exagerado con el tema, porque, insistió, el dinero llegará directo en el presupuesto, en el gasto anual.

Se ha hecho un fetiche de los fideicomisos, porque desaparecerlos no significa que no llegarán los fondos, dijo.

¿Usted entendió?

Yo tampoco.

 

Hasta morenistas, en contra

Tatiana Clouthier, coordinadora de la campaña de Andrés Manuel en 2018, advirtió en tribuna que la extinción de los fideicomisos es una falsa salida a la crisis que enfrenta el país, que pone en riesgo fondos básicos, claves, para la operación de diversas instituciones.

-Sería como darnos un balazo en el pie, dijo al referirse precisamente a la atención a desastres naturales, cuando el Fonden sería desaparecido horas después.

Bueno, hasta el acomodaticio Gerardo Fernández Noroña, tirado al piso cuando le conviene con López Obrador, presentó reservas, pero fue bateado por la aplanadora morena.

-Es un grave error desaparecer fideicomisos de gran utilidad, sólo por atender un compromiso con el presidente de la República, dijo en tribuna.

Es decir, por obedecer al ocupante de Palacio Nacional.

 

Vámonos: Reconocimiento a las mujeres policías por su trabajo ante las dizque feministas vándalas.

 

albermontmex@yahoo.es      @albermontmex