Continuará mesa de diálogo con transportistas, pero no hay incremento a las tarifas: GCDMX

No obstante las pláticas que este martes sostenían transportistas y autoridades del Gobierno capitalino, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo ya había advertido en el transcurso del día de ayer, que no habrá aumento en las tarifas del transporte concesionado.

“Quizá se necesitan tarifas más justas, pero también la ciudadanía requiere de ingresos más altos y hay mucho transportista que hace mucho por sus unidades y otros que no, y no se puede subir el costo del pasaje cuando las condiciones de los vehículos y camiones no son los idóneos”, acusó.

Sostuvo que esta es una apuesta conjunta entre el Gobierno local, los transportistas y la ciudadanía, “así que por el momento, aumentar tarifas en las condiciones que está el transporte, no”.

Reiteró que los transportistas tienen que hacer un esfuerzo por mejorar unidades, además de subrayar que muchos no están de acuerdo con los esquemas que se han generado a través de la Secretaría de Movilidad (Semovi) “para acabar con el coyotaje, compadrazgo y gestores dentro de esta dependencia que recibía muchísimo recursos en la anterior administración.

“Nosotros no vamos a seguir activando clientelas, gestores y coyotes, todo eso se acabó en la ciudad y quién quiera de los concesionarios apoyar a la ciudadanía, siempre estarán las puertas abiertas para hablar, pero tiene que haber un compromiso por parte de todos para mejorar la seguridad en el transporte”, aseveró.

Sheinbaum Pardo fue tajante al asegurar que su administración no cederá y buscará que la capital tenga un transporte accesible y seguro; por lo que dejó en claro que “en eso vamos a colaborar con todos los transportistas concesionarios que estén dispuestos a caminar a una mejor forma”.

Cuestionada sobre la negativa de los transportistas de que se instalen los GPS (Global Position System) en las unidades, observó que ello es por normatividad; y es más, aseveró que “ellos tendrían que ponerlos y lo que hace el Gobierno de la ciudad es pagarlos por completo, esa es la diferencia”.

Insistió que su gobierno siempre estará abierto al diálogo, y reconoció a los transportistas que quieren servir a la ciudadanía y trabajar juntos con el Gobierno para encontrar mejores esquemas de movilidad, “lo agradecemos y vamos a seguir caminando en ese sentido”, además de que “lo más importante es disminuir tiempos de traslado y el transporte mucho más eficiente para la ciudadanía”.

Por otro lado, del diálogo que duró hasta entrada la noche de ayer y con el que se desactivaría un próximo paro para el 17 de septiembre, el secretario de Movilidad (Semovi), Andrés Lajous informó que no se llegó a ningún acuerdo sobre el aumento de la tarifa: “el Gobierno de la Ciudad no plantea un incremento en la tarifa”.

No obstante, por otro lado comentó que se acordó la instalación de una mesa de trabajo, el próximo martes 10 de septiembre, además de establecer un calendario sobre reuniones subsecuentes que se va a tener con los transportistas, se iniciará el tema de la certeza jurídica en cuanto a las concesiones que tienen.

Acompañado de la secretaria de Gobierno capitalino, Rosa Icela Rodríguez, señaló en conferencia de prensa, que se tiene un acuerdo sobre la importancia de incorporar la tecnología (GPS), que es parte de la mejora del servicio, para dar seguridad al pasajero, y “ellos también están convencidos de que tiene que mejorar el servicio”,

En cuanto al tema del registro de operadores del transporte concesionado, inciso clave y determinante para la seguridad del usuario, comentó que los transportistas “están abiertos y así lo expresaron, a llegar a un acuerdo; aquí simplemente plantearon que tenían algunas dudas sobre las características de cómo se hace el registro y de las implicaciones del registro, pero no sobre el registro mismo. Ellos mismos quieren avanzar con el registro y así nos lo plantearon”.

Lajous explicó que durante la reunión se reiteró que esta administración llegó con una propuesta de reformar, reorganizar y ordenar el transporte concesionado de la Ciudad, “situación que no va a cambiar”.

En su momento, Roberto Capuano, dirigente de los trabajadores del Metrobús, indicó que en esta misma mesa se llegó al acuerdo de, en días próximos, revisar los temas pendientes sobre este sistema de transporte, principalmente para la sustitución de la flota del sistema.

“Recordemos que el sistema tiene 14 años de operar y tenemos, tan solo en sustituciones, 300 unidades que sustituir en los siguientes años, lo cual representa una inversión de alrededor de dos mil 500 millones de pesos, mismos que requieren estructuración financiera para poder conseguirlos. Ese es el corazón de la discusión que afortunadamente avanzó y estamos optimistas que llegaremos a un buen puerto esta misma semana”, dijo.

La mañana de ayer, la Ciudad de México se vio conflictuada luego de que la organización Fuerza Amplía de Transportistas (FAT) se concentró en las primeras horas de este martes en cinco puntos de la Ciudad de México, en donde participaron un total de mil personas con 300 unidades, de las más de 18 mil que prestan servicio en la capital.
Arturo Medina Padilla, subsecretario de Gobierno, señaló que en esta movilización participan integrantes de las rutas 112, 18, 88, 10, 101, 89, 47, 24, 04, 42 y 43, quienes exigen un aumento a las tarifas de transporte.

Sin embargo, rechazan que el Gobierno equipe sus unidades con GPS, contadores y cámaras para brindar seguridad a los usuarios, así como incorporarlos al registro de operadores.
Las manifestaciones partieron de Calzada de Tlalpan, Insurgentes Sur, Metro Puebla, Constituyentes, Barranca del Muerto y Revolución, principalmente, con rumbo a la Plaza de la Constitución, donde arribaron cerca de las 10 horas.
Medina Padilla manifestó la disposición al diálogo y la concertación para la construcción de acuerdos que permitan atender los planteamientos de los transportistas, pero reiteró que no está sobre la mesa el incremento de tarifa a los usuarios este año.
Dijo que la prioridad de la actual administración son los usuarios, su seguridad y la calidad en el servicio.