Convence y vence el SAT

Acostumbradas a no pagar impuesto o a hacerlo de manera casi simbólica, como ha sucedido en adquisiciones de grandes empresas a través de la Bolsa Mexicana de Valores, la cúpula empresarial pretendió crear un frente común ante el reclamo del Servicio de Administración Tributaria (SAT), a Wal-Mart, por una deuda tributaria por 10 mil 559 millones de pesos.
La elevada suma incluía impuestos, multas, reclamos y actualizaciones y no pocos fueron los grandes empresarios que se ofendieron ante el reclamo fiscal y hasta, algunos, amenazaron con crear frentes opositores al régimen.
Sin embargo, Wal-Mart decidió llegar a un acuerdo con el SAT y pagar tras condonación de algunas multas y recargos, 8 mil 79 millones de pesos, con lo que cerraba la revisión tributaria sobre la operación de venta de la cadena de restaurantes Vips a Alsea.
La historia se remonta a septiembre de 2013 cuando Alsea firmó un contrato de compraventa con Wal-Mart para la adquisición de 362 restaurantes, 263 de ellos Vips, 90 El Portón, 7 Ragazzi y 2 La Finca.
Este es sólo un ejemplo de importantes evasores; se sabe que hay una quincena de grandes contribuyentes que adeudan en total alrededor de 50 mil millones de pesos en impuestos, incluidos recargos y multas, que debieran seguir el ejemplo de Wal-Mart y ponerse al día con el SAT, no sólo regularizar su situación sino actuar como mexicanos responsables, cuyos pagos fiscales, coadyuvarían al erario para enfrentar la severa crisis generada por el Covid-19.
Por ello es de reconocer el pago anticipado de impuestos que hicieron las empresas del Grupo Carso, del hombre más rico de México, Carlos Slim. Esa es la reacción que se espera del resto de los súper ricos, en estas difíciles circunstancias económicas, sociales y sanitarias. Ya veremos.

SUSURROS
Claro que hay muchos ricos mexicanos sin nacionalismo que han decidido transferir sus grandes fortunas depositadas en bonos nacionales al extranjero, lo que mucho afecta la economía nacional, hoy tan urgida de recursos.
De enero del 2019 a marzo del 2020 fueron transferidas a cuentas bancarias del exterior al menos 29 mil 423 millones de dólares.
Esta fuga de capitales se ha logrado compensar con la aportación de otros mexicanos trabajadores que desde el extranjero han enviado a sus familiares en México 45 mil 338 millones de dólares, de acuerdo a las cifras proporcionadas por el Banco de México.
Así son los vaivenes de la economía, temerosos grandes ahorradores que huyen sin conciencia ni responsabilidad, frente a esforzados trabajadores que no olvidan su terruño ni a su familia en México.

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo