Cortos los ingresos del gobierno federal y toma de sus ahorros 125 mmp en 2019

Los buenos deseos de la administración pública no dieron los resultados pretendidos en 2019, año ciento por ciento ejercido por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que los recursos obtenidos fueron inferiores a lo estimado en la Ley de Ingresos y tuvieron que ser compensados con recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP), del que se tuvieron que tomar más de 120 mil millones de pesos.

Los ingresos tributarios sumaron tres billones 202 mil 624 millones de pesos, un crecimiento de 0.9 por ciento en términos reales respecto a los observados en 2018, ello a pesar de que se ubicaron 108 mil 750 millones de pesos abajo del programa.

La evolución de los ingresos tributarios se explica por la menor recaudación del ISR y del IVA observada en el periodo de 3.7 y 6.2 por ciento, respectivamente, derivado de la menor actividad económica respecto a lo previsto en un principio, así como por la existencia de un mayor saldo de devoluciones del IVA, provenientes de 2018 por 30 mil millones de pesos que redujo la recaudación neta de este impuesto.

Mientras que el IEPS se incrementó en 27.9 por ciento en términos reales, principalmente por mayores ingresos por gasolinas y diésel.

Además, se registró un subejercicio, pero la deuda pública como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) disminuyó a 44.7 por ciento, informó la Secretaría de Hacienda al dar a conocer el informe sobre las Finanzas y la Deuda Públicas del último trimestres de 2019, el gasto neto pagado se ubicó en 5.78 billones de pesos, monto inferior al previsto en el programa en 15 mil 600 millones de pesos.

A su interior, el gasto programable fue mayor al programado en 115 mil 96 millones de pesos, por un mayor gasto de la administración pública centralizada, así como en el IMSS, el ISSSTE y la CFE que se compensan parcialmente por el menor gasto de Pemex respecto a lo originalmente previsto y de los entes autónomos.

El gasto no programable fue inferior en 130 mil 696 millones de pesos a lo previsto, debido al menor costo financiero por 82 mil 596 millones; menores participaciones y menor pago de Adefas y otros.

Se indicó que para compensar los menores recursos del gobierno federal respecto a lo estimado en la Ley de Ingresos de la Federación aprobado por el Congreso de la Unión, al cierre de 2019 se registró un uso de recursos del FEIP por 125 mil millones de pesos, que significaron 45 por ciento de lo ahí “ahorrado”.

“Se utilizaron 125 mil millones del FEIP en lugar de los 149 mil 598 millones de pesos estimados para compensar la caída de los ingresos petroleros y tributarios del Gobierno Federal”, observó Hacienda.

En el Informe se indicó que el saldo del FEIP al cierre de 2018 fue de 279 mil 770.7 millones de pesos, pero tras las salidas registradas de ese fondo el año pasado, el saldo al cierre de 2019 es de 158 mil 544 millones de pesos.

Se informó que en 2019 el FEIP registró entradas por 35 mil 482 millones de pesos, derivadas de la aportación del Fondo Mexicano del Petróleo por 11 mil 455 millones de pesos, ingresos por productos financieros por 21 mil 628 millones de pesos, así como otros ingresos por dos mil 400 millones de pesos.

Mientras que los egresos observados del Fondo fueron por 156 mil 474 millones de pesos, en donde 125 mil millones de pesos se usaron para compensar ingresos, así como alrededor de 20 mil millones de pesos que se utilizaron para contratar las coberturas petroleras para 2020.

Por lo que toca a los ingresos presupuestarios del sector público, se informó que con la transferencia del FEIP, éstos se ubicaron en 5.384 billones de pesos, monto superior en 86 mil 101 millones a lo previsto en la Ley de Ingresos y mayor en 1.6 por ciento en términos reales, respecto a lo registrado en 2018.

Se dijo que este resultado se explica por mayores ingresos no tributarios, mayores ingresos propios de la CFE e ingresos de las entidades de control presupuestario directo (IMSS e ISSSTE).

Lo anterior, aseguró Hacienda, compensó los menores ingresos petroleros, debido principalmente a una menor plataforma de producción y a un menor volumen de ventas internas de Pemex, y los menores ingresos tributarios, derivado de la menor actividad económica respecto a lo previsto originalmente, así como la existencia de un mayor saldo de devoluciones del IVA provenientes de 2018.

La dependencia encargada de las finanzas del país señaló que los ingresos petroleros del Gobierno federal fueron menores a lo programado en 88 mil 742 millones de pesos, lo que implicó una reducción de 23.1 por ciento en términos reales respecto a 2018, mientras que los ingresos propios de Pemex fueron mil 160 millones de pesos inferiores a lo presupuestado, sin embargo, comparado con el año anterior, se incrementaron 15.6 por ciento en términos reales.

“El nivel de los ingresos propios de Pemex refleja tanto la reducción de la carga tributaria que asciende a 26 mil 403 millones de pesos en 2019, como la aportación de capital al patrimonio de la empresa por parte del gobierno federal por un monto de 97 mil 131 millones de pesos. Al excluir ambos efectos, los ingresos de la entidad fueron inferiores a lo programado en 124 mil 694 millones de pesos, lo que implica una caída de 11.7 por ciento en términos reales, con respecto a lo observado en 2018”, indicó.

Cabe señalar que se registraron menores ventas internas de gasolinas y diésel que las programadas y las realizadas en 2018 debido a la pérdida de mercado de Pemex frente a competidores privados.

Hacienda insistió que al cierre de 2019, las metas fiscales fueron mejores que las programadas para el año, lo que ratifica el compromiso de la Administración con finanzas públicas sanas, pues en 2019 se alcanzó un superávit primario de 1.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mayor al superávit de 0.6 por ciento del PIB registrado el año anterior y de 1.0 por ciento del PIB estimado en el paquete económico 2019.

Asimismo, sostuvo que el déficit de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), ascendió a 2.3 por ciento del PIB, esto es, 564 mil 675 millones de pesos, resultado menor a lo previsto en el paquete económico 2019 de 2.5 por ciento del PIB.

En consecuencia, indicó la Secretaría de Hacienda, el Saldo Histórico de los RFSP (SHRFSP), esto es, deuda pública, representó 44.7 por ciento del PIB, monto inferior al observado al cierre de 2018 en 0.2 puntos porcentuales del PIB y a lo establecido en el Paquete Económico 2019 de 45.3 por ciento del PIB; “con lo que se refrenda que en 2019 la deuda como proporción del PIB continuó mostrando una trayectoria decreciente”.