Crean banco de datos y 
ADN para desparecidos

Expertos de la División Científica de la Policía Federal y la Procuraduría General de la República, cerrarán hoy  el programa de toma de muestras de ADN a familiares de personas desaparecidas en 11 ciudades del país, para tener un banco  de  datos y reaccionar  con mayor agilidad en las  investigaciones  de  “desaparición forzada”.

Tan solo en 2017  se recabaron 5 mil 619 muestras y se identificó a 27 víctimas  únicamente en el estado de Veracruz.

En forma oficial, la PGR indicó que  los  centros de salud donde el personal especializado de la Policía Federal realiza esta actividad están ubicados en Tijuana, Baja California; La Paz, Baja California Sur; Ciudad Juárez, Chihuahua; Colima, Colima; Chilpancingo, Guerrero; Toluca, Estado de México; Guadalajara, Jalisco; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Cuernavaca, Morelos; Tepic, Nayarit y Cancún, Quintana Roo.

La actividad de recabar muestras sanguíneas a familiares de personas desaparecidas, se realiza de manera coordinada con la Fiscalía de Desaparecidos de la Procuraduría General de la República y las Fiscalías de los Estados.

La toma de ADN se efectúa a familiares directos de las personas cuyo paradero se desconoce como madre, padre o esposa e hijos y permite, mediante el uso de tecnología de última generación, la búsqueda e identificación de manera más eficiente.

Como resultado de esta estrategia, durante el año 2017 se recabaron cinco mil 619 tomas de muestra en los estados de Baja California Sur, Coahuila, San Luis Potosí, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas; lo cual permitió fortalecer la base de datos genética de la Policía Federal que actualmente cuenta con más de  seis mil perfiles genéticos.

Con base en la información obtenida en el Estado de Veracruz, fue posible establecer el vínculo  familiar de 27 personas desaparecidas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *