Cuida IMSS al personal con capacitación e insumos

Los Equipos de Protección Personal entregados a trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por el COVID-19, así como la capacitación y entrenamiento para su correcto uso, permiten cuidar la salud del personal, afirmó el director de Prestaciones Médicas del IMSS, Víctor Hugo Borja Aburto.

“Hubo suficientes cuidados, este esfuerzo, por fortuna, ha dado resultados en proteger al personal, en disminuir la infección y la atención oportuna de los trabajadores”, subrayó.

Resaltó que el Seguro Social ha hecho las pruebas suficientes y cuando el personal presenta síntomas, se les da seguimiento a través del Servicio de Prevención y Promoción de los Trabajadores IMSS (SPPSTIMSS).

Borja Aburto indicó que la demanda semanal en las 290 unidades médicas del IMSS que atienden la emergencia sanitaria es de 783 mil respiradores N95, más de un millón de cubrebocas quirúrgico, 159 mil googles y caretas, 21 mil pares de guantes, así como 1.2 millones de batas y overoles.

Por ello, para continuar con la atención de la emergencia sanitaria, el Seguro Social tiene en proceso de compra más de 10 millones de respiradores N95 y más de 17 millones de cubre bocas, entre otros insumos, señaló.

El director de Prestaciones Médicas refirió que durante la emergencia sanitaria. En los hospitales del IMSS se han entregado más de 30 millones de respiradores N95, KN95 y N99, más de 35 millones de cubrebocas triple capa, y un millón 846 mil 150 caretas.

Además, se otorgaron más de 27 millones de guantes, 24.4 millones de batas y más de tres millones de overoles, insumos que forman parte de los Equipos de Protección Personal (EPP) indispensables para el combate de la pandemia.

“Los Equipos de Protección Personal que hemos distribuido con los trabajadores, más la capacitación que tuvieron, el entrenamiento que tuvieron, dio resultados” para evitar mayores contagios, reiteró.

Indicó que en el Seguro Social 443 mil 893 trabajadores se mantuvieron en labores durante la pandemia, a 40 mil 927 de ellos se les entregó el permiso COVID, debido a que tenían alguna comorbilidad que los hacía susceptibles a mayor riesgo en caso del contraer el virus o por ser adultos mayores.

Detalló que en el caso de los trabajadores activos, se presentaron 31 mil 124 que fueron positivos a la enfermedad, confirmados por una prueba PCR, lo que da una tasa de infección de 7.1 por ciento; mientras que los que estaban de permiso, se confirmaron a dos mil 569, con una tasa de infección de 6.27 por ciento.

Indicó que de los trabajadores en activo fallecieron 268 personas, lo que da una tasa de mortalidad de 6.03 por cada 10 mil trabajadores, y esta misma tasa para los que se quedaron en casa con el permiso COVID fue de 6.84.

Dijo que de los 320 mil 623 trabajadores con atención directa a pacientes, 25 mil 806 se contagiaron de COVID-19, lo que dio una tasa de infección del ocho por ciento; y la tasa de mortalidad por 10 mil trabajadores fue 6.1 por ciento.

El director de Prestaciones Médicas indicó que en los trabajadores que integran los equipos COVID, principalmente personal médico y de enfermería, la tasa de infección es del 12 por ciento.