De la tersura a la premura

Aún quedan más de 50 días del gobierno de Enrique Peña, pero ya nadie le pone atención, todos están ocupados sólo en lo que hace y dice Andrés Manuel López Obrador, el próximo Ejecutivo Federal.

La transición de gobierno ha sido hasta ahora mucho más tersa de lo que se pudo haber pensado en la campaña, pero apenas se está a la mitad del largo interregno por lo que la impaciencia de muchos aflora.

Unos, los más, quieren ver ya plasmados los cambios, cuando todavía faltan más de siete semanas para la toma de posesión, mientras algunos temen por ellos.

La asunción al poder de AMLO no será efecto mágico para cumplir promesa pero sí es momento esperado para conocer programas de gobierno, planes de acción y proyectos concretos que echará a andar la nueva administración.

Por ello hoy se pasa de la tersura a la premura, en todas las áreas del gobierno el equipo de transición trabaja a marchas forzadas para concluir planes de acción sobre las muchas propuestas, metas y objetivos anticipados en campaña y ofrecidas tras el triunfo electoral.

Muchos implican cambios legales, por lo que en el Congreso, Mario Delgado (Diputados) y Ricardo Monreal (Senado), impulsan y preparan iniciativas para adecuar el marco legal a las nuevas necesidades del gobierno entrante.

Pocos pensaban que antes de asumir el mandato popular, el tabasqueño se atreviera a afectar los grandes intereses petroleros de las compañías trasnacionales, que gracias a la reforma energética ya se frotaban las manos por con las pingues ganancias de la extracción de hidrocarburos bajo el método fracking.

Sin dejar de cumplir su palabra de respetar los contratos ya firmados por las petroleras para la extracción, explotación y/o comercialización de los hidrocarburos en México, López Obrador a anunció que en el país no se permitirá la extracción por fracking, por afectar el medio ambiente y hacer improductivas las tierras donde se practica.

Esto lo puede hacer gracias a lo acordado con Donald Trump en el AMEC o USMCA (acuerdo que reemplaza al TLCAN), en el que se salvaguardó la soberanía de México sobre sus recursos naturales, petróleo incluido. Gran logro.

SUSURROS

Nueve son los temas centrales y urgentes de la agenda legislativa en la Cámara de Senadores, según el presidente de la mesa directiva, Martí Batres Guadarrama.

Entre estos está la reorganización o reestructuración de la administración pública para dar paso a nuevas entidades de gobierno como la Secretaría de Seguridad, el Instituto de Pueblos Indígenas, o Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) fusión de Diconsa y Liconsa, así como cambios de nombre en dependencias, como la secretaría de Desarrollo Social que pasará a ser la secretaría de Bienestar Social.

Se encuentran también la reforma laboral, la fiscalía general y el reconocimiento de la Educación Superior como parte de la educación que imparte el Estado, entre otras, todo a marchas forzadas para antes del primero de diciembre. ¿Se podrá?

Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *