De talla internacional

Se da a conocer el elenco del musical Los Miserables donde un artista español, cuatro brasileños, cuatro argentinos, un inglés estarán al lado de 28 talentosos mexicanos que subirán el telón el 22 de marzo del 2018

Luego de ocho meses de intensas audiciones, de escuchar y ver a cerca de tres mil aspirantes, el elenco de Los Miserables México, a estrenarse el 22 de marzo de 2018, ha quedado conformado.

Ha sido una ardua tarea en la que han participado decenas de personas del equipo creativo que llegó a nuestro país desde Toronto y Londres, enviado por el productor Cameron Mackintosh, para en coordinación con el equipo creativo y de producción mexicano encontrar al mejor intérprete para cada uno de los 40 artistas que requiere esta impactante puesta en escena.
Para la primera etapa de audiciones se contó con un sistema de inscripción y calendarización de citas vía internet, que permitió eficientar los tiempos de espera. Gracias a él, los audicionados de otras partes del país y del mundo, tuvieron la posibilidad de programar sus viajes a la ciudad de México.

El equipo creativo asignado por la oficina de Cameron Mackintosh, ha viajado a la ciudad de

México en cuatro ocasiones y esperamos una nueva visita en los próximos días, para realizar también las audiciones de orquesta. Se atendieron a cerca de tres mil aspirantes, de materialmente toda la República Mexicana, así como de Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos y Reino Unido.

El elenco de Los Miserables 2018 incluye a un artista español, cuatro brasileños, cuatro argentinos, un inglés y 28 mexicanos. Con gran orgullo podemos afirmar que el público mexicano, el mejor del mundo, disfrutará, en correspondencia, del mejor elenco del mundo.
Los artistas que integran el elenco de Los Miserables son: Daniel Diges, Nando Pradho, Michelle Rodríguez, Morena Valdés, Clara Verdier, Agustín Argüello, Daiana Liparoti y Andrés Elvira.

También son parte de este brillante elenco: Leo Wagner, Luigi Vidal, Alex Monge, Manuel Gorka,

Mauricio Hernández, Carlos Pérez Banega, Quecho Muñoz, Roberto Hinostroza, Carlos Quezada, Romero Clark, Javier Manente, Luz Aldán, Paola Mingüer, Marisol Meneses, Anaís Loz, Irma Flores, Aitza Terán, María Penella, Lais Lenci, Luis Carlos Villarreal, Gustavo Robles, Estíbalitz Ruiz y Moni Campos.  Y los niños: María Perroni Garza, Valentina  Maldonado Zambrano, Fátima Colín de la Barreda, Jireth Jaquim García, Alexander Tavizón, Alexandre

Desvegnes Loyo y Juan Pablo Hermida Villalpando.

Cabe recordar que cuando en 1862 Víctor Hugo publicó en París la primera entrega de su novela

Los Miserables, lejos estaba de imaginar que siglo y medio después su historia seguiría igual de vigente y menos aún hubiera pensado que transformada en musical regresaría a los escenarios mexicanos. Regresaría sí, pero totalmente actualizada, revitalizada, reformada, con un lenguaje escénico acorde al siglo XXI.

Con la producción de OCESA el musical Los Miserables se estrenó en la ciudad de México en el

2002, y tuvo entonces una temporada nunca antes vista para un espectáculo de esta magnitud con 22 meses en cartelera, y un total de 711 exitosísimas  funciones.

Ahora, más de tres lustros después Los Miserables  regresará en el 2018 a la ciudad de México con un concepto que ha recibido múltiples elogios e infinidad de reconocimientos en las principales capitales teatrales del mundo, donde ya se ha presentado.
La nueva puesta en escena no está diseñada en torno al escenario giratorio, esencial en el montaje anterior. Se trata de una propuesta mucho más modernizada,

de acuerdo a los tiempos actuales de la estética teatral.

Se agregó un recurso que le da una vitalidad única y muy actual: proyecciones, que son utilizadas en momentos clave de la puesta en escena. Esta dosificación realza su uso y potencializa el efecto que se busca.
La escenografía es menos abstracta que en la puesta anterior, y la iluminación juega un papel

preponderante en cada una de las escenas. Las orquestaciones son totalmente diferentes, más

dinámicas, emocionantes y el diseño del audio es igualmente nuevo, totalmente acorde a lo que las nuevas generaciones buscan en un espectáculo musical.
La historia tiene algunos ligeros cambios en relación a la puesta original. Cabe apuntar que buena parte de estos ajustes se deben a que la producción, en su totalidad, está en focada mucho más al público joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *