Debate o examen de conocimiento

El formato del debate presidencial parece que fue más bien un examen de conocimiento,  lejos de un debate de ideas entre los candidatos.

Un formato diferente que amarro las manos a los candidatos  y evito las confrontaciones, tal vez con ello le restó la intensidad a esa expectativa que se venía generando, aunque pudo dejar  buen sabor de boca para los mexicanos de conocer lo que harán los cuatro presidenciales en los diferentes temas que claro que importan más que los pleitos de lodazal.

Los cuatro se salpicaron, incluso a Andrés Manuel López Obrador no gusto nada cuando le restregó Ricardo Anaya que habla de combatir corrupción y el en su gobierno otorgó contratos por 170 millones.  Contesta sí o no porque lo entregaste sin licitación, le insistió.

López Obrador  evadió la respuesta y al final se concreto a remachar en todos los temas el problema de la corrupción, hoy no hubo carteras ni frases de Ricky, riquín. canallin. Tampoco hubo acercamientos de Anaya a AMLO.

Se vio  un José Antonio Meade más relajado y confiable en su contenido, se mostró bien y sus respuestas incluso se pueden considerar satisfactorias. Le atizo a Anaya que es el único de esos cuatro el que está siendo investigado, claro que dolió.

La propuesta de Jaime Rodríguez “El Bronco” tal vez fue la más significativa que levantara ámpula, porque toco las fibras sensibles del sector social, es decir de eliminar el asistencialismo que cobra 1.5 billones y no ha logrado combatir la pobreza.

Que se necesita  eliminar esos recursos de los famosos programas sociales y eliminar, sobre todo a esos mexicanos flojos. Que se necesita reactivar la productividad.

Si bien  se esperaba una buen agarrón para cobrar las facturas sobre todo a López Obrador, pues simplemente  hoy hablaron como ven desde su proyecto los temas que incluyeron  hasta la ciencia y tecnología.

López Obrador sigue firme en cancelar la reforma Educativa, Meade defendió y que quiere lograr su extensión de escuelas de tiempo completo. Mientras que Anaya dejo claro que sería criminal regresar a la venta de plazas de los maestros, un total retroceso.

Bueno,  el debate ofreció el cómo y sus visiones de los candidatos para el desarrollo del país, se escucharon versiones y sus soluciones o, simplemente como se aplicaran o enfrentaran y de donde saldrían los recursos.

Ahora  los presidenciables terminaron su tercer debate y lo que les resta son escasos  días de campaña para celebrar el primero de julio las elecciones. Ya no hay vuelta atrás y fue la última oportunidad. El que convenció, convenció y el que no, pues ni hablar. Pero de que los tres con partido salieron salpicados, de eso no hay duda, incluyendo el pulcro AMLO.

ROKU PONE EN RIESGO A SUS USUARIOS. La empresa norteamericana Roku que dirige Anthony Wood, anda desatada y quiere a través de un despliegue de relaciones públicas más que fuerte busca levantar las restricciones judiciales en contra de la venta de sus dispositivos en el mercado mexicano.

Ayer el propio Instituto  del derecho de la Telecomunicaciones (IDET) que dirige  Gerardo Sosa,  emitió un comunicado en el que se advierte esta operación de lo que se conoce como una campaña de relaciones públicas,  los directivos de esa compañía, Incluyendo su director de Mercadotecnia, Matthew Andersos, han insistido  que su plataforma ha sido optimizada para combatir los contenidos ilegales de sus dispositivos.

Bueno, el IDET simplemente destacó que aun con las medidas supuestamente implementadas por esa empresa, persisten las debilidades en su plataforma y, lo más grave,  es que Roku no protege a sus actuales usuarios, que superan el 1.1 millones en México, ya que no detecta los contenidos piratas que entran a sus dispositivos, a diferencia de otras plataformas como Apple TV o Spotify.

En consecuencia,  ante estas fallas, hasta los  actuales usuarios de Roku  están expuestos a que sus equipos sean hackeados y, por lo tanto que sus datos y privacidad sean vulnerables. Obviamente y aun con la promesa de la empresa, se descarta que este dispositivo de stremaing sea confiable.

MEXICO A CRECER HASTA 2.5 POR CIENTO. Una buena noticia, entre tantas malas por la violencia que azota al país, es que anuncio del presidente de la  Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), Francisco Cervantes que  México podrí alcanzar  un crecimiento adicional de su PIB de entre 1.5 a 2.5  por ciento, rompiendo así la inercia que lo encadena a un bajo desempeño productivo.

Bueno, en sus propuestas de diez puntos que presentó en su documento, los industriales se expresaron que la idea es llevar a cabo una política industrial que maximice su potencial para contribuir al crecimiento económico. Y bueno que se transforme la Secretaria de Economía en la Secretaría de Desarrollo Económico, desde luego que no dice mucho el nombre, pero el fondo puede ser el decisivo.

Jachavez77@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *