Dedazo y cargada

La renovación de la presidencia del CEN del PRI tuvo todas las características del otrora partidazo: dedazo, destape, cargada, tamalada y demás vicios del tricolor plasmados a los largo de su historia.
Como era esperado Alejandro Moreno Cárdenas, ex gobernador de Campeche, fue elegido por amplia mayoría, más de 80 por ciento de los votos efectivos sobre sus oponentes, Ivonne Ortega y Lorena Piñón, de las cuales solo la primera es realmente representativa de un grupo priista.
Para Alito, como se le conoce a Moreno Cárdenas, el desempeño como líder del PRI será mucho más difícil que el holgado triunfo obtenido, pues es claro que la mayoría de votos alcanzados no reflejan el respaldo de poderosos grupos históricos del tricolor.
Atrás de Alito o Amlito, como muchos le dicen en mofa por su supuesta cercanía con el Presidente de México, se refleja el acuerdo político de alto nivel con el Grupo Atlacomulco y a el se suma el actual coordinador de los Senadores del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong, y hasta el salinismo, representado por la actual presidenta Claudia Ruiz Massieu sobrina del expresidente.
No así, el grupo de Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gambo Patrón, quienes impulsaron a la yucateca Ivonne Ortega a la candidatura, a sabiendas que iba a perder pero como efectiva forma de presión política en lo interno.
Habrá que ver como se ejecuta la operación cicatriz y aunque a la luz de todos parezca alcanzada los movimientos de grupos y grupúsculos priistas, pero sobre todos de intereses económicos y políticos, tendrán vida propia para buscar sus propias alianzas dentro y fuera del partido, porque lo importante es mantener control y poder, al menos, el que más se pueda bajo las actuales condiciones de debilitamiento, desprestigio y desprecio social, sufridos por el PRI y sus militantes.
Veremos si hay PRI para rato o soló ya queda un rato de PRI.

SUSURROS
El primer gran triunfo del presidente López Obrador es el gran desempeño de la delegación mexicana a los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, que alcanzó el tercer sitio general en el medallero final.
Apenas días antes de que el Presidente abanderara a los deportistas que representarían a México en las justas deportistas llovían las críticas a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) y a la política deportiva del régimen, pero hoy todos son halagos y respaldo a las decisiones presidenciales, como el apoyo económico a los deportistas que obtuvieron medallas en Lima, pero de manera directa a cada atleta y no a través de las federaciones deportivas en donde los estímulos se hacían agua.
México logró su mejor desempeño en juegos Panamericanos, fuera del país, con 136 medallas en total, de ellas 37 de oro con lo que superó a Canadá país deportivamente hablando de importancia.
Queda el sabor de la victoria, pero queda también la necesidad de mantener el esfuerzo para que no sea llamarada de petate y la mejoría en el deporte nacional mantenga su carrera ascendente para los primos juegos olímpicos, donde enfrentará su prueba de fuego.
Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
oooOooo