Desafía Trump e intenta mantener impuestos ocultos

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump impugnó el miércoles en tribunales la orden que dio el Departamento de Justicia la semana pasada para que sus declaraciones de impuestos sean entregadas a un comité de la Cámara de Representantes.
En una presentación ante una corte federal del Distrito de Columbia, los abogados de Trump dijeron que el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes carece de una base legítima para solicitar sus declaraciones de impuestos federales y que el Departamento de Justicia se equivocó cuando respaldó la solicitud del comité.
En una reversión del rumbo que adoptó cuando Trump estaba en el cargo, el departamento pidió el viernes al Servicio de Impuestos Internos que proporcione los registros fiscales del empresario republicano convertido en político a los investigadores del Congreso, una medida que lleva tiempo combatiendo.
Trump fue el primer presidente en 40 años que no mostró sus declaraciones de impuestos, así como otros documentos, ya que pretendía mantener en secreto los detalles de su patrimonio y las actividades de su empresa familiar, la Organización Trump.
El Comité de Medios y Arbitrios, liderado por los demócratas, ha dicho que quiere que los datos fiscales determinen si el IRS está auditando de manera adecuada las declaraciones de impuestos presidenciales en general, así como para evaluar si se necesita una nueva legislación.
Los abogados de Trump calificaron la explicación como un “pretexto” y dijeron en la presentación judicial del miércoles que “las solicitudes están hechas a medida y, en la práctica, afectarán solo al presidente Trump. Las solicitudes apuntan al presidente Trump porque es republicano y un oponente político”.
Los críticos acusan a Trump de haber usado al Departamento de Justicia para promover sus intereses personales y políticos durante sus cuatro años en el cargo. Desde que el presidente demócrata Joe Biden llegó al poder, el departamento se ha movido para reafirmar su independencia.
Después de otra pelea legal, la oficina del fiscal de distrito de Manhattan obtuvo en febrero por separado los registros fiscales y financieros de Trump en una investigación criminal centrada en su empresa, aunque el material no se divulgó de forma pública.