Desarman y golpean a policías que realizaban labores de vigilancia y protección de los bosques en el Ajusco; El ataque fue perpetrado por talamontes; no hay detenidos 

El ataque fue perpetrado por talamontes; no hay detenidos  

Más de 30 talamontes de la zona del Ajusco desarmaron e intentaron linchar a policías auxiliares que realizaban labores de vigilancia y protección de los bosques.

Los delincuentes aprovecharon que el vehículo oficial resultó con una falla mecánica y arremetieron contra ellos.

En cuestión de minutos los golpearon hasta dejarlos con fracturas de cráneo y múltiples lesiones de gravedad.

Al escuchar que llegaban elementos de apoyo huyeron por la zona arbolada que se ubica a la altura del kilómetro 15+500 de la carretera Circuito Ajusco.

Los policías lesionados fueron trasladados a un módulo de la SSC cercano donde llegaron los Servicios Médicos quienes diagnosticaron a los cuatro oficiales, con traumatismo craneoencefálico y posibles fracturas en diferentes partes del cuerpo, por lo cual fueron trasladados a un hospital para su pronta atención médica.

La SSC condena las agresiones de las que fueron víctima los oficiales, a quienes se les brindará todo el apoyo necesario para su pronta recuperación; y reitera su compromiso de coadyuvar con las autoridades ministeriales para la investigación de este hecho.

Además, los operativos para inhibir actos fuera de la legalidad, como es la tala de árboles en distintas zonas de la alcaldía Tlalpan, continuarán en coordinación con personal de PROFEPA y de la alcadía.

En otra operación, policías capitalinos y de la Guardia Nacional detuvieron en la zona a un hombre que realizaba trabajos de tala clandestina del bosque.

En el operativo participó personal de la delegación Tlalpan y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

El implicado es un sujeto de 30 años quien pretendía cargar una camioneta de tres y media toneladas, con 10 troncos recién cortados, en uno de los parajes del lugar.

Por tal motivo, ante la posible comisión de un delito, se realizó una inspección al auto, en el cual encontró una motosierra, un mazo, un desarmador, una cabeza de hacha, un cincel y tres ganchos para arrastrar troncos, por lo cual el sujeto fue enterado de sus derechos de ley y junto con lo asegurado presentado ante las autoridades correspondientes por tratarse de temas ambientales.