Descarta Concanaco alza generalizada de precios

Sólo habrá aumentos en productos afectados por alza al IEPS

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) descartó un alza generalizada en los precios de productos, durante este inicio de año, no obstante que ya se observan incrementos en varios productos de primera necesidad como el pan blanco.
El presidente del organismo, José Manuel López Campos aseguró que solo tendrán aumentos aquellos productos que fueron afectados por el incremento en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que entró en vigor este año de manera limitada a bebidas, cigarros y combustibles.
Reiteró que el incremento al salario mínimo no generará presiones inflacionarias, porque se acordó entre los sectores de trabajadores, empresarios y autoridades la recuperación gradual del poder adquisitivo de 1.4 millones de empleados que reciben esa remuneración, de un universo de más de 21 millones de asalariados en la economía formal, al momento de que se aprobó.
“La decisión se tomó para evitar que se tuviera el efecto contrario si fuera causa de inflación, ya que el aumento de salario pretende la recuperación del poder adquisitivo y que fortalezca el consumo interno”, subrayó.
En el caso de los combustibles, apuntó que el impacto en el costo final al consumidor se reflejaría en centavos, ya que el precio base, al que se aplica el IEPS y que tuvo incremento de acuerdo a la inflación, no se modificará.
“Otro factor que elevará el costo de algunos productos es el que se dará conforme a la repercusión que tenga la inflación y las alzas específicas en los insumos, pero la competencia tanto nacional como de productos importados limitará los incrementos discrecionales”, aseguró.
López Campos dijo que se debe considerar que las tasas de interés han disminuido y que no se ha registrado un aumento en la paridad cambiaria, comparado con el mismo período del año pasado.
Reiteró que con la ratificación del T-MEC se tiene un panorama positivo para una mejoría económica, con la posibilidad de una mayor generación de empleos por las inversiones nacionales y extranjeras que atraerían por el mayor contenido regional que imponen las nuevas reglas del Tratado.