Detecta SCT irregularidades en megaproyectos de Peña

Importantes sobrecostos en Tren Interurbano y NAIM

Al señalar que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no se llegó para hacer una cacería de brujas, su titular, Javier Jiménez Espriú sostuvo que se encontraron cientos de presuntas irregularidades de la anterior administración, y aún faltan alrededor de 482 observaciones por atender.

Éstas, aseguró, ya se remitieron a la Secretaría de la Función Pública, la Auditoría Superior de la Federación, al Órgano Interno de Control de la SCT, además de que ya fueron notificados a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Precisó que destacan observaciones en los casos del Tren México-Toluca –donde existen sobrecostos en la adquisición de trenes e instalación de estructuras que no eran requeridas-, y el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), del que existen aumentos injustificados en sus costos, ya que se empezó con una cifra de 120 mil millones de pesos y llegó hasta los 300 mil millones de pesos.

De ahí que, señaló, ha pedido a quienes laboran en la dependencia a su cargo, trabajar para hacer de la dependencia un “zona libre de corrupción”, al mismo tiempo que pidió a la ciudadanía participar denunciando los posibles casos.

En conferencia de prensa, Jiménez Espriú también presentó el modelo satelital PBM, que se implementará para resolver el problema de la saturación del espacio aéreo en el Sistema Aeroportuario Metropolitano, integrado por los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México, Toluca y Santa Lucía.

Aseguró que ya se presentó el modelo a representantes de las aerolíneas nacionales e internacionales, así como de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), y ahora sólo se espera la retroalimentación de las empresas y de los organismos, con respecto a la operación de los tres aeropuertos.