Disminuye impuesto y baja la Magna

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que a partir de este sábado y hasta el viernes 22 de marzo, se modifican nuevamente los porcentajes y los montos del estímulo fiscal, así como las cuotas disminuidas del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicables a los precios de los combustibles, por lo que los precios al público podrían sufrir reducciones para venderse el litro de magna, en promedio, en 20 pesos.

Y es que en el acuerdo publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF), se indica que el estímulo fiscal que se aplica desde hoy es de 15.72 por ciento para la gasolina menor a 92 octanos (Magna), el cual es mayor al 1.95 por ciento anunciado la semana pasada por Hacienda.

Dicho porcentaje equivale a 0.756 pesos por litro, con el estímulo aplicado este viernes la gasolina Magna pasará de 4.804 pesos a 4.054 pesos por litro.

Mientras la gasolina mayor o igual a 92 octanos y combustibles no fósiles (Premium) continúa sin estímulo fiscal, por lo que al ser de 0.0 por ciento, se mantiene en 4.06 pesos por litro.

Así, la gasolina Premium acumula 20 semanas consecutivas sin estímulo.

En cuanto al diésel, Hacienda estableció un estímulo fiscal de 30.72 por ciento, con lo que el consumidor final pagará 3.658 pesos por litro, 1.622 pesos menos.

Cabe recordar que el pasado lunes 11 de marzo, la dependencia encargada de las finanzas del país dio a conocer que se modificaba el mecanismo con el que se fija el estímulo al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicable a los combustibles, con lo que se espera que éstos reduzcan sus precios y no haya un incremento real de los mismos.

Indicó entonces que con base en el nuevo esquema, los estímulos aplicables de l2 al 15 de marzo aumentaron de 9.4 a 32 centavos por litro para la gasolina menor a 92 octanos (Magna) y de 1.030 a 1.404 pesos por litro para el diésel, beneficio que deberá reflejarse en menores precios al mayoreo en el monto del estímulo adicional, en promedio.

“El objetivo del estímulo es proteger el poder adquisitivo de los usuarios finales ante movimientos en las referencias internacionales de los combustibles, en un contexto en el que los precios al público ya no son determinados por el gobierno de México. Por lo anterior, a partir de este lunes 11 de marzo el esquema de determinación del estímulo considerará los precios al mayoreo en lugar de los precios a los usuarios finales”, aseveró entonces Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *