Con manos mexicanas, 8 mmd y en tres años refinería de Dos Bocas ¡Va!: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador enfrentó hoy todas las críticas y augurios de fracaso para la Refinería de Dos Bocas, Tabasco y respondió: “vamos a construir el complejo con manos mexicanas, con 8 mil millones de dólares, en tres años y en mayo de 2022 alcanzaremos la autosuficiencia en gasolina”.

“Es un desafío, que nos esperen. Ellos no hicieron nada en 36 años. Que nos den oportunidad de demostrarles que hay otra forma de gobernar”, dijo el jefe del Ejecutivo Federal en su conferencia de prensa donde celebró con mariachis a las madres de México a las cuales también abrió las puertas de Palacio Nacional y concedió el podio.

Expuso que hay antecedentes, pues cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de México, todos dijeron que no eran viables los segundos pisos, Carlos Salinas, incluso, afirmó que se iban a caer. Otro caso fue que no se creía que se podía acabar con el robo de combustibles y lo hicimos.

Firme dijo que se van a rehabilitar las seis refinerías que existen y este año se iniciará con una inversión de 12 mil 500 millones de pesos.

“Ya empezó el programa y ya les puedo decir que se están produciendo más gasolinas que antes, ya ven cómo me gusta ‘cucar’ a los adversarios, que dicen que se produce menos”.

Adelantó que en las seis refinerías se invertirá alrededor de 25 mil millones de pesos en dos años. Esto va a significar aumentar la capacidad de producción.

“Nos entregaron las refinerías produciendo alrededor del 30 por ciento de su capacidad y ya está mejorando, ya vamos como en el 35 y consideramos que podemos llevar la producción hasta el 90 por ciento”.

Aseguró que esto no es cosa del otro mundo, las refinerías en Estados Unidos producen casi a toda su capacidad, 95, 98 por ciento.

El primer mandatario garantizó que se va a construir la refinería de Dos Bocas y se tendrá capacidad para procesar 300 mil barriles diarios.

“Consideramos que vamos a lograr en el 2022, para ser exactos mayo 2022, autosuficiencia en producción de gasolinas. Es todo un desafío, pero lo vamos a lograr.

Se va a construir la nueva refinería en ocho mil millones de dólares y lo vamos hacer en tres años.

Descartó la construcción de una segunda refinería porque “no nos daría tiempo, ni tendríamos recursos, además, con las seis refinerías rehabilitadas y la nueva estaríamos produciendo alrededor de 800 mil barriles diarios de gasolinas, que es lo que se consume en el país. Ese es el plan que tenemos”, aseguró.

Ahora que nosotros decimos, vamos a cambiar, vamos a producir en México lo que consumimos, no les gusta y dicen: “No van a tener fondos, Pemex es una empresa quebrada”.

 

Expresó que hoy son muchas las críticas sobre el endeudamiento de Pemex, pero aclaró, “nosotros no somos los responsables, ni modo que nosotros en cinco meses hayamos contratado la deuda de Pemex”.

Así, añadió, “nosotros no hemos contratado deuda nueva, ni un centavo, pero en la propaganda aparece que Pemex, ahora sí se dieron cuenta, es una empresa endeuda por ellos y dicen: ‘como Pemex es una empresa endeudada, no va a salir, está quebrada’.

Nosotros decimos: Vamos a rescatar a Pemex, porque es una gran empresa productiva. Nada más les voy a poner un ejemplo, extraer, sacar un barril de petróleo cuesta, cuando mucho, 10 dólares, y se vende en 60 dólares; es decir, hay una ganancia de 50 dólares. No hay ningún negocio que sea más rentable que ese.

El presidente también respondió a los señalamientos del periódico The New York Times y dijo. “Yo no comparto ese punto de vista, aunque se trate de un periódico famoso, porque se ha avanzado mucho.

“El día 1º de julio vamos a informar, les puedo decir de manera categórica que no hay corrupción tolerada desde el gobierno, cero corrupción, que ya empezamos a limpiar, que no existe impunidad en el país, que el que comete un delito es denunciado, y que se va a avanzando.

“Pero hay cuestionamientos porque, en realidad, se trata de una transformación que nunca se había dado en el país. No es un cambio de gobierno, es un cambio de régimen. Imaginen lo que significa decir: Se acaba la corrupción, se acaba la impunidad, se acaban los lujos en el gobierno”.

Nada más les voy a dar un dato a los de New York Times, ojalá y lo registren. En México no era delito grave la corrupción, Salinas promovió que se reformara el Código Penal, 1994, para que se quitaran como delitos graves hechos de corrupción, 1994, hasta nuestros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *